La Sala Segunda de lo Penal desestima un recurso de casación que presentó Laureano Oubiña Piñeiro contra el auto de la Audiencia Nacional en el que se acordaba su licenciamiento definitivo para el 17 de julio de 2012. El histórico narcotraficante arousano presentó primero un recurso de súplica contra esa decisión de la Audiencia Nacional, pero se lo rechazaron, por lo que acudió al Supremo por la vía de casación.

Oubiña y sus abogados entendían que el auto de la Audiencia Nacional que declaraba la firmeza de su licenciamiento definitivo para el 17 de julio de 2012 le perjudicaba, pues según su planteamiento, iba en contra del artículo 193.2 del Reglamento Penitenciario, al entender que la firmeza del licenciamiento le impediría acogerse a una eventual refundición de las condenas, privándole así de una posibilidad procesal a la que se acogen otros internos.

El fiscal del Supremo ya se opuso al recurso de Oubiña, y la Sala Segunda de lo Penal del Supremo se reunió el pasado día 5 para proceder a la votación. El tribunal estaba presidido por José Manuel Maza Martín, y compuesto por otros cuatro magistrados, entre los que se encontraba el pontevedrés Luciano Varela.

Los magistrados desestiman la petición de Laureano Oubiña al entender que "no le asiste razón alguna, toda vez que el hecho de que el licenciamiento definitivo se apruebe no obsta a que nuevas condenas firmes puedan incluirse en la acumulación, siempre que concurran los requisitos legalmente establecidos para ello", según consta en la sentencia, que se publicó el pasado día 12.

Además, el tribunal recuerda que la ordenación jurídica no prevé la posibilidad de un recurso vía casación contra un auto que resuelve un recurso de súplica en relación de una providencia sobre licenciamiento definitivo.

Mientras, Laureano Oubiña está a la espera de que el Supremo resuelva su recurso contra una condena del verano pasado por blanqueo de capitales.