Los padres de alumnos del Instituto de A Illa han solicitado al jefe territorial de Educación una entrevista urgente para trasladarle su preocupación por los resultados del recorte de personal que se ha realizado en el centro. Desde el colectivo se hizo público ayer un comunicado en el que apuntaban su malestar "porque la gente que más está notando la ausencia del profesor de pedagogía que ha sido eliminado, son precisamente los alumnos con mayores necesidades, al no contar con el apoyo al que recurrían el pasado año".

No en vano, la ausencia de este profesor ha provocado que no se puedan impartir una serie de programas y que gran parte de las clases se encuentren saturadas. En esa reunión, los padres van a esgrimir un informe del propio centro en el que se apuntan las carencias educativas con respecto a años anteriores".

Además de la calidad educativa, los padres de alumnos también reclaman la necesidad de ampliar el centro, algo que se hizo palpable al día siguiente de su inauguración, pero que puede llegar a ser preocupante en muy pocos años, cuando lleguen al centro el gran número de alumnos que ha provocado problemas de espacio ya en el colegio A Torre.

Los padres de A Illa se revelaron a principios de curso contra la decisión de Educación de recortar en dos profesores y medio la plantilla del IES. Ante la posibilidad de perder una serie de programas que estaban dando muy buenos resultados, los propios padres llegaron a protestar acudiendo ellos mismos al centro en lugar de sus hijos. La protesta surtió efecto, pues lograron que Educación diese, en parte, marcha atrás, y restituyese un profesor y medio (compartido con otro centro), pero continuó prescindiendo de una plaza de pedagogía, lo que afecta a los alumnos que necesitan apoyo específico.