El presidente de la Autoridad Portuaria, Jesús Paz Arias, ha vuelto a poner en marcha el Consello de Navegación y Puerto, órgano de asistencia previsto en la Ley de Portos pero que en Vilagarcía no se reunía desde hace nueve años. Cumple así lo acordado por el consejo de administración, por expreso deseo tanto suyo como de Martín Rosales, el capitán marítimo.

Formado por 29 personas físicas o jurídicas con interés directo en el buen funcionamiento del Puerto y el tráfico marítimo, su objetivo, según explicó Paz,es asesorar e informar tanto al presidente portuario como al capitán marítimo.

En concreto se le atribuyen cuatro funciones: emitir informes sobre asuntos de interés para el buen funcionamiento del puerto y el tráfico marítimo; estudiar y debatir asuntos específicos y presentar sus conclusiones que, en principio no serían vinculantes; elevar informes o iniciativas para mejorar la gestión del puerto y velar por la calidad y el buen funcionamiento de la actividad portuaria y el comercio marítimo.

En la primera reunión del Consello, el presidente explicó a sus miembros la distribución física del espacio portuario, las líneas estratégicas del trabajo, la marcha de las obras de ampliación del muelle de Ferrazo y también el avance de las obras que pondrán fin "a los deficitarios accesos por carretera del Puerto", en palabras del propio Paz.

Por último habló a los nuevos miembros de las iniciativas empresariales en O Pousadoiro, Barro-Meis, Baión Ría de Arousa y también del informe sobre el espacio industrial que acogerá la futura zona de actividades logísticas (ZAL) portuaria, así como del inminente asentamiento en el Puerto de la siderurgia Ros Casares y, una vez concluida la ampliación de Ferrazo, de Terminal de Contenedores de Vilagarcía S.L.

En la primera reunión del nuevo Consello de Navegación se aprobó la constitución de dos órganos, formados por un número limitado de miembros, que darán operatividad al organismo.

Se trata del comité de servicios portuarios básicos y de la comisión de calidad, seguridad y Medio Ambiente. Aún así, el Consello estará obligado a reunirse al menos una vez al año y cada vez que lo decidan el presidente el capitán o alguno de sus miembros.