Casi medio centenar de amigos y amigas de Carlos Castro y Diego de Jesús de Palma asistieron a la despedida de solteros de esta pareja que protagonizará el próximo día 14 la primera boda gay de Vilagarcía.

La cena de despedida tuvo lugar en una parrillada ubicada en Vilanoviña, Concello de Meis, a donde llegó la comitiva en autobús especialmente fletado para la ocasión con el fin de disfrutar de una noche de copas que se prolongaría hasta los pubs de la ciudad olívica, sin tener que preocuparse por los controles de alcoholemia.

Los amigos de los novios, tenían todo muy bien organizado, incluyendo la presentación de una Drag Queen que se encargaría de entregar la tarta a la pareja. Pero la Drag Queen procedía de A Coruña y al, parecer, se perdió por el camino, porque no llegó al restaurante.