CÉLTIGA 1 - 2 OURENSE B

CÉLTIGA

Roberto, Chichi (Oliveira, minuto 86), Marcos, David Sestelo, Miguel, Adrian, Mauro, Taja, Manuel, Luis Alberto (Eloy, minuto 73) y Eric (Albés, minuto 73).

OURENSE B

Berto, Boveda, Gonzalo, Portela, Jose Juan, Estévez, Rafa, Diego, Cristian (Edi minuto 82) y David (Jorge minuto 90).

ÁRBITRO: Alejandro Torres, auxiliado por Alejandro y Torres, del colegio de Vigo. Mostro cartulina amarilla a los locales, David Sestelo,Miguel Cobas,Adrian,Taja y Manuel, asi como a los visitantes Portela,David y Edi. Expulso por doble amonestación al local Mauro en el minuto 67.

GOLES: 0-1, minuto 18: Pablo. 0-2, minuto 30: Gonzalo. 1-2, minuto 90: Manuel.

INCIDENCIAS: Partido disputado en el Salvador Otero de a Illa. Unos 400 espectadores en las gradas, terreno de juego en buenas condiciones en una tarde nubosa y fria.

Pablo Otero / Illa de Arosa

El Céltiga deja escapar tres importantes puntos que pueden suponer su adiós definitivo a la parte alta de la tabla, quedando en una cómoda posición, aunque lejos del sueño de la promoción.

Comenzó el partido con un ritmo trepidante con los dos equipos jugando muy verticales. En el minuto 2, una escapada de Manuel se salda con el balón en el palo cuando Berto ya estaba batido. Gran ocasión nada más empezar que animaba al publico y a los jugadores locales. El filial ourensano, muy firme en defensa y con un juego muy vertical, llegaba al área local, pero si demasiado peligro.

En el minuto dieciocho se puso por delante en el marcador al cabecear Portela un córner en el que Roberto nada pudo hacer. Duro mazazo para los locales, que tras encajar el gol perdieron un poco el sitio, lo que se tradujo en la gran cantidad de cartulinas que acumularon sus jugadores y que a la postre sería un lastre durante todo el partido.

En el minuto 30, un balón suelto en el área es aprovechado por Marcos que a la media vuelta sorprendió a todos anotando el segundo en el marcador. Todavía dispusieron los locales de una gran ocasión para acortar ventajas, de nuevo Manuel, en un mano a mano con el portero, pero Berto se hizo con el balón, llegándose al descanso con un cero a dos para los visitantes.

En la segunda mitad los jugadores locales salieron dispuestos a darlo todo. Los Ourensanos, con el resultado a favor, se replegaron, pero sus contras llevaban peligro continuamente.

La ansiedad pudo con los locales, que a pesar de dominar a su rival no fueron capaces de recortar distancias hasta el ultimo minuto.

La expulsión de Mauro, en el minuto 67, fue un handicap añadido que los locales arrastraron en una tarde para olvidar.

Los aficionados que acudieron al campo salieron defraudados por el resultado registrado por su equipo ante uno de los equipos fuertes del grupo.