Representantes de los estibadores eventuales y del sindicato que les representa, Comisiones Obreras, mantuvieron una reunión con la directora de la sucursal vilagarciana del Insituto Nacional de Empleo. El INEM acaba de recibir del Instituto Social de la Marina las competencias sobre las demandas de empleo de los trabajadores. Sus prestaciones económicas seguirán dependiendo del ISM pero las altas y bajas las tramitará el INEM. A los afectados les preocupaba que con el cambio se lesionase la especificidad de su profesión, obligándoles a optar a otras ofertas de trabajo. Temían también no poder cumplir con todos los requisitos de sellado ya que sus contratos duran a veces uno o dos días, dependiendo de lo que dure la descarga de un barco. La directora les garantizó que seguirán las pautas del ISM. Que tendrán "manga ancha" con su sellado y les permitirán retrasarse unos días si le coincide con la presencia de un barco. Y también evitarán ofertas ajenas a la estiba.