Los tres vecinos de Meis detenidos por su presunta relación con la agresión sufrida por cuatro policías locales de Vilagarcía en la madrugada del jueves quedaron en libertad con cargos tras prestar declaración en el juzgado.

Los hechos ocurrieron tras el concierto de Melendi, celebrado en el recinto ferial de Fexdega.

Un agente estaba regulando el tráfico en las inmediaciones cuando vio que un Seat León de color negro circulaba a gran velocidad en dirección a As Carolinas. Y al acercarse a Santa Eulalia hizo un giro prohibido a la izquierda y comenzó a circular en sentido contrario, obligando al resto de vehículos a apartarse para no chocar con él.

Hizo señales

El agente hizo señales al conductor para que se detuviese pero no lo hizo y huyó por Fariña Ferreño.

Alertadas el resto de patrullas, lo detuvieron en Rey Daviña. Según la policía su conductor -José E.G., de 23 años- presentaba síntomas de haber consumido alcohol y, de hecho, dio positivo en el test. Cuando la policía procedía a detenerlo por conducción temeraria se produjo el altercado, pues su hermano Siro, de 21, comenzó a proferir insultos contra los agentes, a los que llegó a agredir al igual que la otra ocupante, Sara G.M., de 20 años, que de una patada rompió una muela a un agente. Tres de los policías están de baja.