Cambados homenajeó a la vieira en el "Xantar" oficial, que congregó a un centenar de personas en los jardines del pazo de Torrado. El patrón mayor, Benito González, aprovechó la cita para reclamar al nuevo gobierno autonómico ayuda para asentar la vieira de la ría de Arousa en los mercados.

"Hay que estar agradecidos con el anterior gobierno, que se volcó mucho con la vieira", manifestó el patrón mayor en su discurso. "Tenemos esperanza e ilusión de que el nuevo gobierno nos siga ayudando, y de que esto mejore aún más".

Entre amigos

Al "Xantar" de la Festa da Vieira de ayer no acudió ningún responsable importante de la nueva Xunta. El patrón mayor explicó que esto se debe a que "los anteriores ya se fueron, y los nuevos aún están llegando".

Afirmó que "hoy estamos entre amigos" pero que el año próximo ya habrá otra vez representantes políticos en la fiesta "porque es necesario que vengan". De hecho, la implicación de la anterior Administración de Pesca fue fundamental para poder volver a extraer la vieira. La campaña llevaba media década paralizada por culpa de la toxina, hasta que se aprobó un plan, consistente en la evisceración y envasado al vacío de la vianda. Esta vieira es, precisamente, la que ayer se homenajeó en Cambados.

Premios

La organización de la Festa da Vieira de este año reconoció con el máximo galardón al programa de la Televisión de Galicia "Vivi-lo mar", que ha realizado diferentes reportajes sobre el quehacer cotidiano de los marineros, alguno de ellos grabado en Cambados. Recogió el premio su director, Alberto Vázquez, que animó al Concello de Cambados a ejercer la "capitalidad" en el mundo de la vieira, un sector al que ve con un gran futuro.

La Vieira de Prata la recibieron el armador José Manuel Costa Vieites, que tiene 77 años y que forma parte de una de las familias de Cambados más ligadas al mar. El padre de Manuel Costa, Antonio, ya tuvo barcos, fue concejal y patrón mayor de la cofradía. Su hijo empezó a navegar con 8 años, y siendo ya adulto fue uno de los promotores del puerto de Tragove -la flota amarraba entonces en San Tomé-, y donó el carro en el que sale en procesión la Virgen del Carmen.

También fue muy aplaudido Carlos Núñez Reboredo, el empresario que apostó, hace ya cuatro años, por la vieira gallega, iniciando una aventura empresarial que por aquel entonces parecía una temeridad. "Estamos en un entorno donde tenemos el mejor producto del mundo. Si nos sabemos adaptar a lo que piden los nuevos mercados -en referencia a los envases plásticos de la vieira, algo pionero en su día- estamos condenados al éxito", espetó en su intervención el empresario.

El alcalde de Cambados, José Manuel Cores Tourís, recordó por su parte que esta es una fiesta que nació hace cuatro años rodeada de incertidumbre "pero que ahora está completamente consolidada". Destacó que el certamen atrae cada día a más visitantes, y que este año el número de vieiras vendidas podría rondar las 40.000, lo que colmaría las expectativas de la organización.

Más fiesta

Pero no acaban las fiestas en Cambados. Tras el éxito de público del concierto que "El Fary" dio el sábado, para delirio de las "peñas", el municipio homenajeará hoy a Nuestra Señora, con pasacalles, misas y verbena.

Mañana también habrá fiesta en Cambados. Es San Roque, y los cabezudos y los "papamoscas" volverán a pasear por las calles.

Una comida oficial marcada por el calor

El centenar de comensales reunidos ayer en el "Xantar" también padecieron los efectos del calor bochornoso que se registró durante la tarde.

La comida empezó después de las dos de la tarde. Tras la empanada, se sirvieron varias raciones de pulpo, brochetas de vieira y zamburiñas, y vieiras al horno.

La degustación se completó con entrecot aderezado con pimientos de Padrón y queso con membrillo, todo ello acompañado de vino albariño y licores.

El "Xantar" se prolongó hasta las seis de la tarde, y en el mismo se dieron cita concejales de todos los partidos de la corporación de Cambados, artistas como Manolo Paz, profesores como Francisco Fernández Rey o Carme Hermida, empresarios y muchísimos marineros y mariscadoras. Entre ellos, numerosos "vieireiros", que este invierno han disfrutado de la mejor campaña de capturas desde hace cuatro años.