Aún no se hizo oficial, pero el cese de Juan Carlos Maneiro Cadillo está cantado y, dado que no es funcionario, irá al paro. El que durante muchos años fue director del Centro de Control do Medio Mariño -en Vilaxoán-, ahora Instituto Tecnolóxico do Medio Mariño (Intecmar), abandona así uno de los departamentos de mayor peso en el seno de la Consellería de Pesca. Su inminente cese, aunque esperado, también provoca cierto malestar en el sector, sobre todo entre los mejilloneros. Con el paso de los años Maneiro fue capaz de conseguir que los bateeiros dejaran de ver a este centro como "un enemigo" para entenderlo como una herramienta imprescindible para sacar al mercado el mejillón de calidad y lograr la plena confianza del consumidor. También logró ganarse la confianza de muchos productores, hasta el punto de que en algunos asuntos se convirtió en una especie de mediador y pacificador.

Confirman a Daniel Pino

Como estaba previsto, el sociólogo Daniel Pino, afincado en Vilaxoán, fue nombrado director xeral de Vivenda e Solo, es decir, director del IGVS. María Fátima Linares Cuerpo, otra persona vinculada a Arousa, asume el cargo de directora xeral de innovación y desarrollo pesquero. Linares estuvo vinculada desde el comienzo de su actividad profesional al Centro de Investigaciones Marinas (CIMA) de Vilanova. En él fue responsable de seis proyectos de investigación relacionados con la acuicultura y participó en otros 13 proyectos de investigación y desarrollo.