Un grupo de integrantes de la Asociación de Armadores de Vilanova de Arousa que había solicitado su ingreso como socios en la cofradía el pasado mes de mayo se ha encontrado con la negativa del pósito a permitirles su ingreso; una "maniobra" tras la que ven la mano del actual patrón mayor, Eduardo Martínez.

La contestación a las alegaciones, "enviada fuera de plazo para evitar que continuásemos reclamando", fundamenta ese rechazo al ingreso de dichos armadores en que sus embarcaciones no figuran en el Censo de la Flota Pesquera Operativa (CFPO) del Ministerio de Pesca, por lo que en el escrito remitido desde el pósito mantienen que "non existe xustificación fidedigna de que a embarcación ten base nun porto do ámbito territorial da confraría".

Los armadores consideran que éste no es motivo suficiente para no admitir a trámite su solicitud de ingreso como socios en la cofradía de A Pastoriza, entre otras razones, porque la única documentación que se solicitaba en el formulario de nuevos socios era aportar fotocopias del DNI, del título administrativo habilitante -en el caso de los armadores la concesión de un parque de cultivo-, del rol de la embarcación y de la cartilla de navegación.

Lo más curioso de la "excusa" utilizada por la cofradía para no aceptar como socios a este grupo de armadores es que varios de los barcos rechazados figuran en el CFPO, "mentras que o barco do patrón maior, o Marpra, non figura, polo que pide requisitos aos demáis que nin Martínez cumpre, co único obxectivo de porlle trabas a aqueles que non pensan como el e cuestionan as súas decisións, aplicándolles leis que non existen para el".

Acusan al patrón mayor de actuar de "maneira caciquil" y le retan a "ensinar tan só un documento reclamando este requisito a outras persoas que tentaran darse de alta como socios da confraría noutros anos, porque estamos seguros de que non existe".

Lamentan que "agora que anda a dicir que non se vai volver presentar ás eleccións á confraría non tente despedirse como un cabaleiro, senon que trate de tourear a aqueles que non lle siguen a corrente".

Más quejas

El de los armadores no es el único caso de quejas por la actualización del censo realizado por la Cofradía de Vilanova de Arousa. De hecho, la agrupación de marisqueo a flote ha presentado una alegación ante la Consellería de Pesca para que anule el proceso electoral al encontrar numerosas deficiencias en las listas de armadores y tripulantes.