M. Méndez/M. Fajardo / o salnés

Las fuerzas de seguridad están en estado de máxima alerta en O Salnés y el Ullán. El día de hoy se presenta como muy delicado para la circulación rodada e incluso para la seguridad ciudadana, pues se espera la llegada a la comarca de decenas de miles de vehículos y ciudadanos que, como cada domingo de verano, tomarán todas y cada una de las playas arousanas. Pero además, y eso garantiza una afluencia mucho mayor, hoy tendrán la oportunidad de acudir a dos de los eventos más masificados de todo el territorio, como son la Festa do Albariño de Cambados y la Romería Vikinga de Catoira, sin olvidar la fiesta gastronómica que se celebra en A Illa.

La Guardia Civil ha elaborado un dispositivo especial para velar por la integridad de las personas en actos multitudinarios como los citados y para tratar de paliar las retenciones previstas en las carreteras de O Salnés y municipios lindantes como Catoira y Pontecesures.

Se anuncia una presencia de agentes mayor de lo habitual y también más controles en las vías de circulación, tanto de la red primaria como de la secundaria.

"Evidentemente, cuando se registran eventos de esta importancia social adoptamos medidas excepcionales y multiplicamos tanto nuestros esfuerzos como los medios disponibles para así intentar colaborar y que todo salga bien", explicaron desde la Guardia Civil.

En cualquier caso, se pide a los conductores que, si cabe, tomen más precauciones de las habituales, que eviten los desplazamientos por carretera en caso innecesario y que presten especial atención en los tramos peligrosos, especialmente en la vía rápida entre Barro y el istmo de A Lanzada.

Este llamamiento y las citadas recomendaciones se hacen extensivas a los vecinos de Barbanza y a cuantos tengan previsto utilizar su vía rápida.

En cualquier caso, el colapso parece garantizado desde primeras horas de la mañana, sobre todo en Cambados y en Catoira, lugares a los que se recomienda acudir con antelación suficiente.

Es aconsejable, por ejemplo, no intentar llegar a las Torres do Oeste momentos antes de la escenificación del desembarco, previsto para la una de la tarde. Lo mejor es hacerlo dos, tres e incluso cuatro horas antes para evitar aglomeraciones innecesarias. En el recinto de las Torres se desarrollarán todo tipo de actividades e incluso una mejillonada popular desde primera hora de la mañana, por lo que no es necesario esperar hasta el último momento para disfrutar de la Romería y el tradicional desembarco.