La Xunta de Galicia ha asignado este año al distrito forestal de O Salnés 43 cuadrillas para la extinción de incendios, cuatro de ellas helitransportadas. La cifra supera a la de ejercicios anteriores, con 33 cuadrillas, pero sigue siendo inferior a la de principios de siglo. En 2002, por ejemplo, llego a haber 44 equipos dedicados a labores de extinción.

El distrito cuenta además con 9 emisoristas, 25 vigilantes fijos, 3 vigilancias móviles, 4 tractores y desbrozadoras y 21 motobombas. El número de vehículos también se ha reducido pues la zona llegó a contar con 24 motobombas.

Cabe destacar, además, que el distrito forestal no se corresponde con el territorio comarcal. Incluye tres demarcaciones formadas por varios concellos, hasta un total de 28. La primera es la demarcación de Caldas-O Salnés, que acoge los concellos de Barro, Caldas de Reis, Catoira, Cuntis, Pontecesures, Portas, Valga, A Illa, Cambados, O Grove, Meaño, Meis, Poio, Ribadumia, Sanxenxo, Vilagarcía y Vilanova.

La de O Morrazo comprende los concellos de Bueu, Cangas, Marín, Moaña, Pontevedra y Vilaboa. Por último, la demarcación de Pontevedra agrupa a Campo Lameiro, Cotobade, A Lama, Pontecaldelas y Moraña.

Eso sí, los medios asignados a la zona no poseen una adscripción territorial cerrada sino que el plan recoge la posibilidad de que los recursos que se consignen a un área determinada presten también sus servicios fuera de ella, al igual que otros establecidos para otras zonas pueden prestar auxilio también si fuese necesario a un incendio surgido en cualquier punto del distrito de Caldas- O Salnés. Así, la Xunta contempla la colaboración y coordinación de las administraciones implicadas y de los medios logísticos humanos disponibles.

El distrito forestal de O Salnés cuenta con zonas de interés ecológico a las que se dispensa una especial protección como el Complejo Intermareal Umia-O Grove, A Lanzada, Punta Carreirón o las Illas Atlánticas.