La muerte de un alumno tras el desplome de una pared de un vestuario de un instituto de Ourense conmocionó no solo a la ciudad de las Burgas, sino a toda Galicia. Otro compañero resultó herido en el fatal accidente, sucedido el pasado mes de octubre.

El alumno fallecido se llamaba Manuel y cursaba tercero de ESO en el IES Julio Prieto Nespereira de Ourense, más conocido como Sexto Instituto. Efectivos de Bomberos de Ourense tuvieron que intervenir para liberar a las víctimas de entre los escombros. El suceso tuvo lugar en un edificio anexo al centro educativo de reciente construcción –tiene unos 15 años–, donde los alumnos realizan actividades deportivas y extraescolares.

Hasta la zona se desplazaron, además de los bomberos, agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional, además de una ambulancia medicalizada y otra de soporte vital básico del 061. Sin embargo, los sanitarios solo pudieron certificar el fallecimiento de Manuel, mientras que el otro alumno fue asistido por lesiones en un tobillo.

Según el informe técnico elaborado por los bomberos, el muro, de 2.80 metros de largo, dos metros de alto, 15 centímetros de grosor y 1.400 kilos de peso, colapsó por una fuerza de empuje desde la zona de duchas en la parte superior de la pared, lo que provocó que se desplomase hacia la zona del vestuario, donde se encontraban los dos alumnos, que acababan de terminar una clase de Educación Física. En los vestuarios donde se cambiaban, se vino abajo un muro que separaba la zona de las duchas. El juzgado que se hizo cargo del caso solicitó un informe para saber el estado, que, según algunos padres, no estaba en buen estado aunque este término está aún por dilucidar.