Soledad Rey Valverde, de 59 años y vecina de Mañufe en Gondomar, fue asesinada en el domicilio familiar el pasado el 3 de diciembre por su marido Valentín Alonso Becerra, de 64 años, que le asestó cinco puñaladas cuando ella estaba en el sofá y no podía defenderse. Aunque después intentó suicidarse con cortes en las muñecas, pero fue evacuado y asistido en el hospital. Soledad es la cuarta y última víctima de la violencia machista del año en Galicia y su asesinato eleva a 42 las mujeres muertas a mano de sus parejas o exparejas este año.

Soledad nunca le había denunciado por malos tratos, pero dejó una carta en la que relata un intento previo de asfixia por parte del marido y que encontró su hermana Puri: “La agarró por el cuello el día de su cumpleaños del año pasado, cuando estaba sentada en el sofá, porque tenía problemas de movilidad y no podía salir de casa con los dolores e intentó asfixiarla”. Ella justificó las marcas con un supuesto atragantamiento. “Nos dijo que se había atragantado, porque ella vivía solo para su hijo, un niño con síndrome de Down y autista, con 19 años pero que parece que tiene 9”.

Habla la hermana de la mujer asesinada en Gondomar: "Le dio 5 puñaladas cuando no podía defenderse" Agencia ATLAS

El crimen lo descubrió precisamente un taxista que cada día llega a la casa con el hijo menor de la pareja, de 17 años, que acude a un centro de educación especial en Vigo. Al no contestar nadie al timbre, el conductor llamó por teléfono y Valentín le pidió que llamase a una ambulancia porque había matado a su mujer y porque se estaba desangrando, según explicaron desde el operativo que las fuerzas de seguridad desplegaron en el entorno de la casa, ubicada en el barrio de Rapadouro.

"Somos tontas. ¿Tanto aguantar para qué? ¿Por qué no se matan ellos primero y dejan así a las mujeres y a sus hijos?”

“Somos tontas. ¿Tanto aguantar para qué? ¿Por qué no se matan ellos primero y dejan así a las mujeres y a sus hijos?”. Presa del dolor y la rabia por el asesinato de su hermana, Puri Rey Valverde, sacó fuerzas para pedir a las víctimas de cualquier maltrato que lo denuncien: “Mi hermana dejó escrita una carta con todos los malos tratos que venía sufriendo, como si supiera lo que iba a pasar, y que ahora tiene mi sobrino”, relató.

La Delegación del Gobierno cifra en 3.733 los casos activos de violencia machista actualmente en Galicia. De ellos 1.721 corresponden a la provincia de A Coruña, 1.105 a la de Pontevedra, 539 a la de Lugo y 368 a la de Ourense. Por edades, 1.595 son víctimas de entre 31 y 45 años; 1.058 tienen entre 46 y 64 años; 924 entre 18 y 30; 135 de más de 65 años y 20 son menores.

13

El doble crimen que ha conmocionado a Soutomaior Faro de Vigo

Mata a tiros a su hermana y a su sobrina en Soutomaior

La discusión por una escalera que habría cogido sin permiso de las mujeres, pudo ser el móvil del doble crimen

Dos mujeres, madre e hija, fueron asesinadas en Soutomaior el pasado 22 de agosto por varios disparos atribuidos a Miguel G. R., hermano de la primera con un arma de fuego. Una discusión por una escalera que se habría llevado sin permiso y que las mujeres quisieron recuperar pudo causar ser el origen de la tragedia.

Te puede interesar:

La pistola fue localizada poco después por el equipo de investigación de la Guardia Civil en un pozo situado a unos cincuenta metros de la infravivienda en la que residía Miguel G. R., de 52 años, que fue detenido por la Policía Local y la Guardia Civil como presunto autor del doble crimen.

Las víctimas mortales fueron Genoveva G. R., de 62 años y residente en Vigo, y su hija Noelia, de 23, que vivía en el municipio coruñés de Rois. Los vecinos alertaron de los disparos en la zona del monte donde vivía Miguel en una chabola.