Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mediación o cómo resolver conflictos sin necesidad de llegar a juicio

Serafín Alonso, exdirector de la Fundación Celta de Vigo, está desarrollando actividades de difusión desde su consultora MTF para dar a conocer este proceso

Serafín Alonso con una de las mediadoras de MTF Consultores. // José Lores

Desde el año 2012, España cuenta con una ley que regula la mediación en asuntos civiles y mercantiles. Procedente del mundo anglosajón, este método alternativo de resolución de conflictos permite dirimir las disputas que pueden existir entre personas o entre personas y organizaciones sin necesidad de llegar a juicio.

En Vigo, Serafín Alonso, exdirector de la Fundación Celta de Vigo, ha fundado MTF Consultores, empresa pionera en Galicia y una de las primeras a nivel nacional en el ámbito de la mediación, "una técnica donde un tercero neutral facilita el encuentro y el diálogo entre dos partes para que lleguen a un acuerdo", describe.

La mediación es válida en todo tipo de conflictos, excepto en casos de violencia de género, delitos de sangre, consumo y disputas de los ciudadanos con las Administraciones Públicas. "Se pueden utilizar los servicios de un mediador en una separación o divorcio, en temas de herencias, en el ámbito deportivo, empresarial o sanitario, etc.", explica Alonso.

Al contrario que en el arbitraje (otro método alternativo, al igual que la conciliación o la negociación), donde es el árbitro quien dicta el arreglo al que han de llegar las partes, en la mediación se busca que sean éstsa las que lleguen a un acuerdo a través del diálogo. "No es fácil ni muchísimo menos, ya que, sobre todo en temas como un divorcio o una herencia, hay una gran carga emotiva, pero es muy gratificante", manifiesta Alonso.

Para hacer más comprensible este método, el fundador de MTF Consultores siempre pone el mismo ejemplo: "Imagina que una persona deja una naranja en herencia a sus dos hijos, que se pelean por ella. En una mediación, el mediador intentaría averiguar por qué y para qué la quieren: uno para hacer zumo y el otro para rallar la cáscara y hacer un bizcocho. De esta forma, no se dividiría a la mitad, como haría un juez, sino que cada parte sacaría provecho de ella".

El proceso comienza por petición de una de las partes o de mutuo acuerdo. Hay una primera sesión informativa donde el mediador les explica en qué consiste este método y posteriormente firman un acuerdo conforme se llevarán a cabo dos, tres o cuatro sesiones, según lo que considere necesario el mediador. "Ha de ser un proceso corto; no tiene sentido eternizarse durante meses", explica Alonso.

Lo que se habla durante el proceso es absolutamente confidencial y, si la mediación no resulta y se llega a juicio, nada de lo hablado se puede utilizar ante el juez.

La figura del mediador

El mediador es, por definición, una figura neutral facilitadora de la comunicación. Para ejercer, ha de estar inscrito en el Registro de Mediadores del Ministerio de Justicia y contar con una titulación universitaria. "No se exige una específica, si bien la mayoría son psicólogos, abogados o economistas", apunta Alonso, quien añade que el mediador "no puede ser amigo ni conocido de las partes entre las que media y tampoco puede aconsejarlas, aspecto que distingue la mediación de otros métodos de resolución de conflictos".

Saber escuchar, ser paciente y tener habilidades manifiestas para la comunicación son algunas de las aptitudes que ha de tener un mediador, así como imparcialidad y empatía para conseguir ofrecer un ambiente cálido y de confianza que fomente el diálogo.

Iniciativas en el ámbito deportivo y penitenciario

  • En España no hay tradición de mediación, lo que sumado a lo reciente de la ley, hacen de este método un gran desconocido.Para difundir su existencia, desde MTF Consultores están poniendo en marcha diversas iniciativas. Así, Alonso, que también es delegado territorial de la Asociación Española de Mediación (ASEMED), ha firmado un convenio con la otra entidad de ámbito estatal, MedyArb, para desarrollar la mediación en Galicia dentro del deporte amateur, un ámbito donde surgen conflictos con mucha frecuencia.Así mismo, la consultora va a iniciar el 19 de enero una serie de talleres gratuitos en A Lama con el objetivo de que los funcionarios de prisiones aprendan las técnicas necesarias para desarrollar la mediación penitenciaria y resolver conflictos entre los presos, con los que MTF tambié desarrollarán actividades similares."Nos interesa que este método se conozca porque es muy positivo para la sociedad y para desatascar la justicia", apostilla Alonso, quien explica que en Italia se ha desarrollado la ley de tal forma que muchos jueces, en determinados pleitos civiles y mercantiles, marcan la obligación de intentar dirimirlos primero a través de la mediación.

Compartir el artículo

stats