17 de enero de 2018
17.01.2018

La pseudociencia ataja contra el cáncer

Un polémico congreso en Barcelona reabre el debate sobre la licitud de los "tratamientos alternativos". La llamada "medicina cuántica" y "energética" está presente en Galicia

17.01.2018 | 13:16
Antonio Jiménez, durante su intervención en el polémico congreso ´Un mundo sin cáncer´ de Barcelona.

Afirmaciones como que "el aspecto emocional es el más importante en el desarrollo y la cura del cáncer" y que la terapia recomendada contra el cáncer de mama es "no hacer nada" se pudieron escuchar el pasado sábado en el congreso "Un mundo sin cáncer. Lo que tu médico no te está contando", celebrado en Barcelona. El evento, denunciado previamente por el Colegio de Médicos de Barcelona ante la Generalitat catalana, que abrió un expediente, devuelve a la actualidad pseudociencias como la "medicina cuántica" y la "energética", que sostienen que las emociones y las "energías" están en la base de las principales enfermedades, incluido el cáncer. Algunas de estas corrientes, como la llamada "sinergía", que menosprecian o rechazan de plano la medicina científica, están o han estado presentes en Galicia.

La web de este congreso en Barcelona, unmundosincancer.com, sostiene un dato imposible: "En el año 1900, la tasa de mortalidad de cáncer en España era de un 0.030% del total de la población", afirma, cuando existen evidencias de la existencia del cáncer hace miles de años y su mortalidad desde entonces no ha dejado de descender.

En el congreso barcelonés participó un ponente que se presentó como el doctor Antonio Jiménez, y que cuestionó la eficacia de la quimioterapia en el tratamiento del cáncer. "La quimioterapia y la radiación son una curita, tenemos que ver más profundo a las características que convienen al proceso oncológico", señaló. Explicó sus "siete principios clave de la terapia del cáncer", entre los que incluyó la "sanación emocional y espiritual". "Yo no estoy 100% contra la radiación -matizó-, porque como médico sé que hay ciertas indicaciones donde tenemos que darla temporalmente, pero siempre con las siete claves del cáncer".

Sanación milagrosa

Jiménez, que mencionó la "medicina cuántica" y la "medicina energética" como fuentes terapéuticas válidas, aseguró que sacó a su padre, que padecía cáncer de próstata, de la famosa clínica de Houston puntera en el tratamiento contra el cáncer (el MD Anderson Cancer Center), y que gracias a ello su padre "vivió veinte años más".

El polémico congreso cuenta con el apoyo de Mindalia Televisión, un canal de "ciencias alternativas, espiritualidad, misterio y salud", que en YouTube alterna vídeos sobre "el misterio de los trépanos egipcios", "la revolución del segundo cerebro", el agua que "despierta la conciencia" y la supuesta falta de vinculación entre la carencia de calcio y la osteoporosis. Tiene más de 600.000 suscriptores.

La llamada "sanergía" es una de las pseudociencias que ha tenido implantación en Galicia. Entre otras cosas, promete que logra "equilibrar cualquier alteración de salud" y "desprogramar el cáncer". El "sanergista", sostiene su página en internet, "no cura patologías, sana a la persona".

La "sanergía" se autodefine como "filosofía curativa positivista" y su impulsor es el italo-belga Alessandro Di Masi, que se autodenomina como "investigador científico". En 2012 se anunció la celebración en Vigo de un curso de "sanergía" en el que intervendría el propio Di Masi, con la organización del Centro de Investigación Bioenergética de Vilamaniscle (Girona). Esta pseudociencia dice fundamentarse en la "física quántica (sic), la bioenergía, la kinesiología, la psico-bioenergía, la ley de la atracción y el positivismo". En el temario del curso de Vigo algunas lecciones se titulaban "el cáncer no es una enfermedad" y "sanar y equilibrar con energía, con tus ojos, con la mente, sin tocar, sin productos".

La "sanergía" se enmarca en otras prácticas y terapias alternativas del movimiento new age. En un local de Vigo donde se anunciaba la "sinergía" se practicaba también el reiki, las flores de Bach y el "biomagnetismo integral".

Si la "sanergía" se ha practicado en centros de naturopatía, otros tratamientos alternativos contra el cáncer se promocionan de forma más discreta. Hace unas semanas aparecía en algunos establecimientos de Vigo un cartel que anunciaba "cursos terapéuticos" para el "tratamiento del cáncer en la terapia del conocimiento". El texto aludía a una "investigación independiente" de una "cátedra gótica", y remitía a un blog en el que, entre otras lindezas, se afirma que "hemos pasado a tener una de las sociedades más enfermas, si no la más, de la historia", y se atribuye las enfermedades a "una atmósfera psíquica degradante que crea corrupción, enfermedades, envejecimiento y muerte".

Como recuerda el Colegio de Médicos de Barcelona, los pacientes con cáncer son "especialmente vulnerables psíquicamente" y, ante la perspectiva de seguir un tratamiento científico agresivo, como puede ser la quimioterapia, podrían verse tentados a seguir estas "medicinas alternativas" que "inducen al error y pueden impedir que el paciente con cáncer reciba la terapia más adecuada y eficaz".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine