31 de diciembre de 2017
31.12.2017
Virus

¿Existen los catarros o gripes ´mal curados´?

Ambas enfermedades, causadas por virus, pueden generar complicaciones en función de cada paciente

04.01.2018 | 00:07
Los médicos evitan hablar de catarros ´mal curados´.

Muchas veces acudimos al especialista porque llevamos varios días con un catarro o una gripe mal curadas, cansados de toser, estornudar, sonarnos la nariz o no parar de tomar medicación. No obstante, previsiblemente no es que nuestra gripe o nuestro resfriado, enfermedades causadas por virus, estén mal curados.

"Los pacientes lo dicen pero no es así. Se cura o no se cura, mal curado no es. Es como el embarazo, se está embarazada o no. Si pasa un tiempo y se sigue igual o peor lo que puede suceder no es que se haya curado mal, sino que hay otra enfermedad de por medio", afirma en una entrevista José María Cots, el coordinador del grupo de trabajo de enfermedades infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC).

Así, subraya por ejemplo que un resfriado suele curarse pasados los 3 y 5 días. "Si dura más es porque hay otra cosa de por medio. Se empieza como resfriado, pero puede ser algo más grave a la larga, por ejemplo con mucha fiebre, te encuentras mal, tos dificultosa en el pecho; síntomas de una neumonía o una bronquitis, por ejemplo. Se empieza con sensación de resfriado pero a la larga se trata de otra complicación más grave", explica.

Mientras, recuerda que la gripe dura más que un resfriado, entre 5 y 7 días, y conlleva el problema de que da mucha fiebre. "Al dar mucha fiebre te encuentras muy mal, no puedes ir a trabajar. Poca tos, poco moco. La gripe sí puede tener consecuencias y no como el resfriado. En su evolución, el virus puede dar lugar a una neumonía por gripe, el pulmón se afecta, pasa de las vías aéreas altas al pulmón, y no es muy frecuente, pero puede ser. Se puede complicar", añade el especialista.

En este sentido, Cots precisa que la vacuna de la gripe está dirigida únicamente a combatir el virus de la gripe, por lo que el virus del resfriado no lo trata. No obstante, resalta que al 100% la vacuna de la gripe no puede protegerte de la enfermedad, y en el caso de cogerla siempre será más leve y sus síntomas estarán atenuados.

"Estando vacunando la puedes coger, pero con síntomas atenuados, no tan severa. Estas personas se pueden resfriar porque es un virus diferente. Es muy importante vacunar de la gripe a las embarazadas porque puede dar complicaciones en el feto", sentencia el miembro de SEMFYC.

Complicaciones más frecuentes


Por su parte, el coordinador del grupo de trabajo de Enfermedades Infecciosas, Medicina Tropical y del Viajero de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) , el doctor Manuel Linares, llama la atención sobre el hecho de que, pese a que cualquier persona puede padecer ambas complicaciones, considera que deben tener especial cuidado aquellas con alto riesgo de desarrollar complicaciones.

Entre éstas el especialista menciona a: los niños menores de 5 años, los adultos mayores de 60-65 años, las mujeres embarazadas, las personas que viven en residencias u otros centros de cuidado a largo plazo, las personas con patologías crónicas como el asma, aquellas que presenten enfermedades neurológicas o enfermedades pulmonares crónicas (EPOC), los enfermos cardíacos, las personas con trastornos sanguíneos (como anemias), con trastornos endocrinos (como la diabetes mellitus), con obesidad, con afecciones renales o hepáticas, o aquellas personas que tengan su sistema inmunitario debilitado debido a una enfermedad o a la toma de un medicamento (VIH o SIDA, cáncer), o quien esté en tratamiento con corticoesteroides.

Además, aclara que lo que se conoce como una 'gripe mal curada' puede provocar infecciones en vías respiratorias superiores (fosas nasales, garganta) y vías respiratorias inferiores (pulmones).

"Una de las complicaciones de la gripe más frecuentes es la sinusitis, caracterizada por descarga de moco, obstrucción nasal, dolor de cabeza en la frente y región superior de la cara, estornudos, tos y fiebre moderada. Otra complicación de mayor gravedad es la neumonía, una infección pulmonar en su mayor parte provocada por una bacteria que precisa de un rápido diagnóstico y tratamiento", añade el experto de SEMERGEN.

Por otro lado, Linares subraya que el catarro mal curado tiene como complicación una infección respiratoria. "Sin embargo, los síntomas son más leves que los de la gripe mal curada, localizándose en nariz y garganta hasta que bajan al pecho, y pueden dar lugar a una bronquitis", sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine