Dar el pecho protege el corazón

Un nuevo estudio de la Universidad de Oxford relaciona la lactancia materna durante 24 meses con el menor riesgo cardiovascular e ictus para la madre

23.06.2017 | 12:22
Una mujer amamanta a su hijo // Archivo

Dar el pecho protege el corazón... de la madre. A los ya conocidos beneficios de la lactancia materna para los bebés -la Organización Mundial de la Salud (OMS) la recomienda como alimentación exclusiva hasta los 6 meses-, se suman las mejoras en la salud de las madres. Diversos estudios científicos habían demostrado la relación entre la lactancia prolongada y un menor riesgo de sufrir cáncer de mama u ovario e incluso muerte prematura.

Las mujeres que amamantan a sus hijos tienen menores niveles de colesterol, de presión sanguínea y de azúcar en la sangre tras el embarazo. Pero la lista no se acaba ahí. A juzgar por nuevos datos, hay más investigaciones que apuntan a que los beneficios son más duraderos.

Un nuevo análisis dirigido por investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) con datos de un biobanco chino muestra que la lactancia materna reduce en cerca de un 10% el riesgo de las madres de padecer una enfermedad cardiovascular o un ictus. El estudio se realizó con el seguimiento de historiales médicos de casi 300.000 mujeres chinas con una edad media de 51 años,que habían amamantado como mínimo seis meses y a las que se siguió durante ocho años.

Los resultados mostraron que, comparadas frente a aquellas que nunca habían amamantado a sus hijos, las mujeres que dieron el pecho tenían un riesgo un 9% inferior de padecer enfermedad coronaria o un infarto y un 8% menor de sufrir un ictus. Un beneficio que, además, resultó más significativo cuanto mayor fue la duración de la lactancia materna. De hecho, las madres que siguieron dando el pecho hasta que sus hijos cumplieron su segundo cumpleaños mostraron un riesgo hasta un 18% inferior de desarrollar enfermedad coronaria o un infarto y hasta un 17% menor de padecer un ictus.

Los datos vienen a evidenciar la línea que defiende la Medicina actual y los diversos grupos de apoyo a la lactancia. El director de esta investigación publicada en la revista Journal of the American Heart Association, "nuestros hallazgos deben alentar a una mayor expansión de la lactancia materna para el beneficio tanto de las madres como de sus bebés". Y es que "la magnitud del beneficio, crece con una mayor duración de la lactancia materna".

La doctora Úrsula López, responsable del grupo de trabajo de Infancia y Adolescencia de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), añade la importancia de la lactancia materna, que "es la forma normal de alimentarnos como mamíferos" en el desarrollo cognitivo para el bebé y asegura que el riesgo de mortalidad en niños prematuros prácticamente se duplica con alimentación a base de sucedáneos de leche materna. Existe un mayor riesgo asociado a las infecciones -tipo otitis o urinarias-, linfomas, obesidad o diabetes.

Pero desde el punto de vista de la madre, Úrsula López maneja estudios que defienden que las mujeres que lactan tienen menor riesgo de hipertensión, cáncer de mama, infarto y muerte prematura. "Por cada seis meses adicionales de lactancia materna, la probabilidad de desarrollo de enfermedad coronaria se reduce", indican los autores del estudio. Eso sí, para seguir la recomendación de la doctora de dar el pecho hasta los dos años, "los permisos de maternidad y lactancia deberían estar adaptados en España a los de otros países occidentales; muchas madres lo hacen a costa de reducciones de jornada y excedencias", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine