05 de junio de 2017
05.06.2017
Maternidad

Lactancia y calor, consejos para afrontarlo

Las altas temperaturas hacen que la madre y el bebé se sientan incómodos durante las tomas

05.06.2017 | 19:47
Un bebé tomando la toma.

La subida de las temperaturas puede dificultar la lactancia, puesto que tanto la madre como el bebé pueden sentirse incómodos, si bien no se puede interrumpir ya que, entre otras razones, en esta época el niño pierde un mayor volumen de sales minerales a través del sudor.

Por este motivo, y con el fin de afrontar esta etapa de la forma mejor forma, la asesora de lactancia y responsable de divulgación de Medela, Montse Robles, ha aportado seis consejos básicos:

1. Las tomas se harán a demanda, olvidándose de horarios estrictos y de tomas controladas. En épocas de calor el bebé transpira más y existe mayor riesgo de deshidratación. La leche materna le proporciona todo el líquido que necesita.

2. Si el bebé cabecea, se lleva la mano a la boca, saca la lengua o directamente se queja, son señales de que tiene sed y hay que darle una nueva toma. No hay que esperar a que el bebé llore.

3. Del mismo modo que un bebé puede deshidratarse en épocas de calor, la madre puede sufrir síntomas similares al dar el pecho. Es fundamental, que la madre siga una alimentación equilibrada y tenga una correcta hidratación en épocas de calor. Conviene tener a mano una botella con agua y beber mientras dure la toma, no tanto para aumentar la cantidad de leche, sino para calmar la sed, ya que la hormona que segrega el cuerpo mientras la madre da el pecho, la oxitocina, produce sed.

4. Realizar las tomas en lugares frescos. Si el sitio donde se va a dar el pecho al bebé dispone de aire acondicionado, evitar que el bebé reciba directamente el flujo de aire. Si, por ejemplo, en casa no hay este tipo de equipos conviene bajar las persianas y cerrar las ventanas para que la habitación esté lo más fresca posible.

5. La lactancia materna funciona mejor cuando la mamá y el bebé están lo más relajados y cómodos posible. Por eso, un baño en la piscina puede ser el remedio perfecto para aliviar el calor y relajarse, además de practicar el contacto piel con piel. Aunque no es recomendable amamantar en una piscina, un chapuzón rápido puede ayudar a relajar a ambos para estar listos en la siguiente toma.

6. Mantener el bebé en la sombra o debajo de una sombrilla con un protector solar disponible para cualquier exposición solar inesperada. Un sombrero o gorra también puede ser beneficioso para resguardarlo del sol al igual que un protector solar adecuado si tu bebé tiene más de 6 meses de edad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Salud

La erótica del agua.
Los riesgos de practicar sexo bajo el agua

Los riesgos de practicar sexo bajo el agua

Las relaciones sexuales en el agua tienen su erótica pero pueden provocar irritaciones y sequedad

¿Cómo actuar ante una quemadura solar?

¿Cómo actuar ante una quemadura solar?

Hidratar mucho, no tirar de la piel y usar ropa suave son algunas de las pautas que te ayudarán

Cinco consejos para evitar marearte en el coche

Cinco consejos para evitar marearte en el coche

Mantener una postura erguida o no fijar la vista en un punto son varias de las recomendaciones

¿Qué medidas tomar ante un corte de digestión?

¿Qué medidas tomar ante un corte de digestión?

Un choque térmico en el agua puede producir desmayos o un paro cardiaco

¿Qué es el fipronil y qué puede pasar si se consume?

¿Qué es el fipronil y qué puede pasar si se consume?

Respondemos a algunas cuestiones clave sobre la alerta de los huevos contaminados

Las diez enfermedades contagiosas más frecuentes en España

Las diez enfermedades contagiosas más frecuentes en España

La tuberculosis o el sida tienen una mayor incidencia en nuestro país que en los del norte de Europa

Enlaces recomendados: Premios Cine