21 de octubre de 2016
Bienestar

Cinco formas naturales de elevar los niveles de dopamina

Seguir una serie de hábitos pueden ayudarnos a favorecer la liberación de la llamada 'hormona de la felicidad'

25.10.2016 | 15:51
La dopamina, clave para el bienestar.

Cuidar la alimentación

  • Elegir bien lo que comemos también es clave para mantener una vida sana y sentirnos bien.

    Si lo que queremos es favorecer el incremento de los niveles de dopamina, una recomendación clave es reducir el consumo de azúcar y cafeína.

    Además, es aconsejable consumir alimentos ricos en tirosina. Este es un aminoácido clave en la producción de dopamina que se encuentra en los plátanos, las almendras, el chocolate, el té verde o la sandía.

    Las proteínas, ricas en aminoácidos, también son necesarias para la producción de dopamina, por lo que habría que incluir en la dieta alimentos como el pescado, los huevos, el pollo o la carne roja.

La dopamina, conocida muchas veces como la 'hormona de la felicidad', es un neurotransmisor que está presente en diversas áreas del cerebro y que es especialmente importante para el sistema nervioso y la función motora del organismo.

Es clave para transmitir las señales entre las neuronas y controla las respuestas mentales y emocionales, por lo que tiene un papel fundamental en cuestiones como el bienestar, la motivación o la atención.

Aunque aún hay cosas que descubrir sobre la dopamina, el interés por ella se ha multiplicado en los últimos años en la idea de que estimular su producción puede ayudarnos a sobrellevar el cansancio o el estrés de la vida moderna. Elevar los niveles de este neurotransmisor se puede conseguir de forma natural según ha demostrado diversos estudios. Estas cinco maneras pueden conseguirlo:

Hacer ejercicio

La actividad física es fundamental para mantener un estilo de vida sana. Entre sus múltiples beneficios uno es inmediato y tiene que ver con la producción de dopamina. Esta se libera junto a la serotonina y las endorfinas y contribuye a la sensación de bienestar al finalizar el ejercicio. Esta sensación ayudará además a crear un vínculo que nos ayude a seguir practicando deporte.

Marcarse y cumplir objetivos

Fijar objetivos factibles y alcanzarlos nos concederá la sensación del placer cumplido, algo que de alguna manera está relacionado con la producción de dopamina. Para ello hay que ser constantes, aunque no es necesario que se trate de metas extraordinarias. Basta con que se trate de objetivos que exijan algo de nosotros pero que sean realizables. Esta estrategia se puede seguir estableciendo pequeñas metas con los quehaceres diarios.

Escuchar música

Aunque parezca un detalle, escuchar la música que nos gusta nos proporciona placer en un proceso que favorece la liberación de dopamina, según estudios diversos estudios, como uno llevado a cabo por expertos del Instituto y Hospital Neurológico de Montreal, en la Universidad McGill.

Evitar las adicciones

Diversas adicciones, a drogas, al juego o las más recientes relacionadas con las redes sociales, pueden elevar los niveles de dopamina a corto plazo, pero a largo plazo pueden afectar negativamente en la reactivación de estos nieves, así como en su efectividad.

Practicar sexo

El sexo consigue también estimular la producción de dopamina, entre otros beneficios. Este neurotransmisor, además, también se libera en el proceso de enamoramiento, y constituye un factor clave para conseguir ese estado de bienestar que habitualmente lo acompaña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Salud

Deportes que te alargan la vida

Los expertos animan a practicar deporte de manera regular

Pulmón, colorrectal y mama, los cánceres más letales

En 2015 el cáncer fue la segunda causa de muerte en España...

Ocho de cada diez nuevos diagnosticados de VIH en España son hombres

Aproximadamente un 20% de los cerca de 160.000 españoles...

Más noticias de Salud
Enlaces recomendados: Premios Cine