Exige tratamiento

¿Tu hijo ronca? Estate atento

Los ronquidos y las apneas pueden provocar graves problemas en el desarrollo de los niños

27.04.2013 | 20:54
Hay que estar atentos a la respiración nocturna.
Hay que estar atentos a la respiración nocturna.

Los ronquidos y las apneas infantiles provocan

  • Sueño desestructurado: Ocasiona falta de concentracións
  • Deformación del paladar y la estructura facial, que necesita de una ortodoncia para corregir las piezas dentales
  • Menor segregación de la hormona del crecimiento
  • Acumulación de moco en el oído que puede ocasionar sordera y déficit en el desarrollo del lenguaje

Los ronquidos y las apneas del sueño en la infancia son dos trastornos que deberían ser motivo de preocupación para los padres, debido a las graves consecuencias en las que pueden desembocar si no se tratan adecuadamente.

Son causados, principalmente, por la presencia de vegetaciones (adenoides) o por amígdalas hipertróficas, que obstruyen el paso del aire por la nariz o la faringe, dificultando la respiración.

"Si el problema persiste en el tiempo, ocasiona un sueño desestructurado: el niño duerme mal, se levanta cansado por la mañana y puede tener dificultad para concentrarse", explica el doctor Manuel Estévez, otorrinolaringólogo del Hospital Meixoeiro de Vigo, licenciado por la Universidad de Navarra y especialista, entre otros ámbitos, en otorrinolaringología infantil y otoneurología.

El hecho de respirar con la boca abierta de forma continuada por un problema obstructivo puede originar, además, una deformación del paladar y la estructura facial. "Son niños que tienen un paladar ojival y lo que denominamos facies adenoidea; es decir, caras muy alargadas con las arcadas dentarias cerradas y el paladar duro hundido. Normalmente, cuando les sale la dentadura definitiva, las piezas quedan montadas, lo que acarrea la necesidad de colocar una ortodoncia por haber respirado mal durante el periodo en el que se ha estado formando el maxilar superior", añade el doctor Estévez.


Alteraciones hormonales

En el caso de las apneas del sueño (interrupciones del flujo respiratorio que duran segundos pero producen desaturaciones de oxígeno en sangre), pueden incluso provocar alteraciones hormonales, concretamente un déficit en la segregación de la hormona del crecimiento, ya que su producción se lleva a cabo fundamentalmente en las fases más profundas del sueño.

Para tratar estos trastornos, es preciso individualizar cada caso para conocer la causa precisa y aplicar la solución correspondiente. "Cuando se trata de una causa obstructiva clara, como son las vegetaciones o las amígdalas hipertróficas, la mejor opción es la extirpación. En este caso se puede hacer una exéresis completa de la amígdala o bien una reducción de su tamaño mediante un bisturí de radiofrecuencia. Este bisturí produce un corte no mecánico y sus ventajas fundamentales son un menor sangrado intraoperatorio, menos dolor postoperatorio y una recuperación más rápida", describe el otorrinolaringólogo.

Si, por el contrario, el trastorno es causado por una rinitis alérgica, el tratamiento irá orientado a tratar dicha alergia con antihistamínicos y esprays para la nariz.

En la infancia es frecuente padecer de otitis por repetición, sobre todo durante el otoño y el invierno por la gran incidencia de procesos catarrales. La causa de esta dolencia es, principalmente, la acumulación de moco en el oído, que también puede desembocar en un problema de hipoacusia "leve y, además, reversible".

La acumulación de moco dentro de la caja timpánica ocasiona una amortiguación del paso del sonido, de tal forma que la onda sonora que llega al oído interno llega muy disminuida. "Esta hipoacusia es transitoria, y cuando desaparece el problema que la está originando, se recupera totalmente la audición –señala el doctor Estévez–. Sin embargo, hay que tener en cuenta que entre los 2 y los 4 años se da la fase de adquisición del lenguaje, por lo que es fundamental que el niño tenga una buena audición para adquirir un adecuado desarrollo del lenguaje y una buena dicción. Muchos niños que tienen dificultades para pronunciar o un retraso del lenguaje tienen problemas de mala audición que en muchos casos están causados por la acumulación de moco en el oído".

Cuando el moco en los oídos es puntual, derivado de un proceso catarral, se trata a través de lavados nasales con suero fisiológico o agua marina, y en ocasiones con esprays nasales o antihistamínicos. "Si permanece durante un largo periodo de tiempo, en ocasiones hay que recurrir a la colocación de drenajes transtimpánicos para conseguir evacuar el moco del oído y que de esta forma ventile de forma natural. Son unos pequeños tubos que se colocan en los tímpanos y caen por sí mismos en un periodo de tiempo de entre seis meses y un año", aclara el otorrinolaringólogo.

Salud

Las quemaduras dejan secuelas a largo plazo.
¿Cómo actuar ante una quemadura solar?

¿Cómo actuar ante una quemadura solar?

Hidratar mucho, no tirar de la piel y usar ropa suave son algunas de las pautas que te ayudarán

Cinco consejos para evitar marearte en el coche

Cinco consejos para evitar marearte en el coche

Mantener una postura erguida o no fijar la vista en un punto son varias de las recomendaciones

¿Qué medidas tomar ante un corte de digestión?

¿Qué medidas tomar ante un corte de digestión?

Un choque térmico en el agua puede producir desmayos o un paro cardiaco

¿Qué es el fipronil y qué puede pasar si se consume?

¿Qué es el fipronil y qué puede pasar si se consume?

Respondemos a algunas cuestiones clave sobre la alerta de los huevos contaminados

Las diez enfermedades contagiosas más frecuentes en España

Las diez enfermedades contagiosas más frecuentes en España

La tuberculosis o el sida tienen una mayor incidencia en nuestro país que en los del norte de Europa

Pieles atópicas, ¿cómo hay que cuidarlas en verano?

Pieles atópicas, ¿cómo hay que cuidarlas en verano?

Descubre prácticos consejos de hidratación y cuidado para evitar nuevos brotes estas vacaciones

Enlaces recomendados: Premios Cine