12 de febrero de 2018
12.02.2018

La camiseta, objeto de culto

Una exposición reivindica la relevancia cultural y el carácter subversivo de la prensa más popular

12.02.2018 | 01:35
Vivienne Westwood, apoyando a Julian Assange. // AFP

La camiseta no es sólo la prenda más popular del globo: es también un soporte idóneo para la comunicación y la propaganda, ámbitos en los que cumple una función fundamental. Una vertiente que se explora en la exposición "T-Shirt: culto - cultura - subversión", inaugurada ayer en el Fashion and Textil Museum, el museo de la moda y el textil de Londres.

La muestra presenta unas cien camisetas que ilustran el impacto de esta prenda en la cultura popular. "Desde sus primeras apariciones a principios del siglo XX, la camiseta ha sido un medio de transmisión de pasiones sociales, musicales o políticas", se explica en el texto introductorio de la muestra. Popularizada por la Armada de los Estados Unidos a partir de 1913, la prenda incrementó su fama desde que, en 1951, Marlon Brando se enfundase una en el filme "Un tranvía llamado deseo". La "T-shirt" -denominada así por su forma en "T"- se convirtió rápidamente en plataforma comunicativa por su simplicidad y facilidad de fabricación. "Es una de las prendas más democráticas que existe, y gracias a la serigrafía se pueden reproducir los mensajes infinitamente", subraya el comisario de la exposición, Dennis Nothdruft.

Un ejemplo: en 1977, la gurú de la moda punk Vivienne Westwood estampó en una camiseta la famosa imagen de la reina de Inglaterra con los ojos tapados por el lema "Dios salve a la reina" creada por el artista Jamie Reid. Gran provocadora, Vivienne Westwood recurrió en muchas ocasiones a esta prenda: en 2012, expresó su apoyo al fundador de Wikileaks con una camiseta con su foto y el mensaje "Soy Julian Assange".

Estas camisetas están incorporadas a la muestra, como también otras prendas icónicas como el Mickey Mouse con un "hongo atómico" al fondo, creada por John Dove y Molly White en 1976, o aquella con la leyenda "We should all be feminists" que Maria Grazia Chiuri incorporó a su colección de alta costura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine