La deshidratación vuela con nosotros

Beber mucha agua, usar spray de agua termal, un bálsamo labial y una mascarilla ayudan a paliar los efectos de la altura

14.06.2016 | 12:05
Cuidado de altos vuelos.

Cuando el capitán informa de que el avión vuela a 9.000 metros de altitud, la piel hace ya rato que envía señales de deshidratación. El aire en cabina tiene un nivel de humedad de menos del 20%, por lo que el rostro, sobre todo, se nota tirante, apagado y con las arrugas más visibles. Beber mucha agua, usar spray de agua termal, una crema hidratante, un bálsamo labial y hasta una mascarilla ayudan a paliar los efectos. En un asiento de ventanilla, hay que estar atento a los rayos UVA que se cuelan a través del plexiglás: se debe usar protector solar.

Ejercicio a bordo. Además de levantarse de vez en cuando para estirar las piernas, hay ejercicios para mejorar la circulación sanguínea que se pueden hacer en el asiento, incluso con el cinturón puesto: rotar el cuello y los hombros, elevar los brazos sobre la cabeza cogiendo con una mano la muñeca contraria para estirar cada brazo; hacer círculos hacia dentro y fuera con los tobillos y con las muñecas, apoyar punta y talón con las piernas juntas y mantener la posición 15 segundos; masajearse las piernas desde los tobillos hasta las rodillas...

Cómo manejar el jet lag. Es consecuencia del desfase horario de los vuelos transoceánicos. Para hacerlo más llevadero se puede recurrir a la melatonina y ayuda poner la hora del destino al subir al avión, evitar el alcohol y, al llegar al destino, estar al aire libre para adaptarse a la luz y no ir a dormir hasta la noche. El cuerpo tarda un 20% menos en adaptarse al nuevo horario si se viaja hacia el oeste (América). Si vuela hacia el este (Asia), es útil, días antes, adelantar un par de horas el momento de levantarse y acostarse, así como dormir durante el viaje. Hay apps que ayudan a superar el jet lag, como Entrain (gratuita y para iPhone y Android).

Si no factura. Recuerde que los líquidos (incluyen cremas, pasta de dientes, gel...) se deben llevar en envases de no más de 100 ml y en bolsa de plástico o neceser transparentes, de un tamaño de 20x20 cm. Estrictamente, todos los frascos de 100 ml no deben sumar más de un litro.

Crema de día con SPF 20. Con ácido hialurónico micro y resveratrol de vid, hidrata y redensifica. Perfecta a partir de los 40 años. Fluido Lifting Resveratrol Lift. 40 ml, 42€. Caudalie.

Protector solar. Con ácido hialurónico y vitamina E, es oil free, no irrita los ojos y se puede aplicar sobre piel mojada. Fusion Water. 19,42 €. Isdin.

Repelente de insectos eficaz, por ejemplo, frente a mosquitos del género aedes (vinculado a la transmisión del virus del Zika). Mosquitox. 60 ml, 7,90 €. ArkoPharma.

Mascarilla para ojos rica en ácido hialurónico. Perfecta para usar bajo el antifaz en vuelos nocturnos. Hyaluronic Acida Eye Mask with Aloe Vera. 6,50 €. Princess by Croma.

Contorno de ojos. Hidrata, estimula la circulación y reduce los signos de cansancio (bolsas, ojeras). Glow Revival Eye Treatment. 81 €. Shiseido.

Crema. Calma y repara el cutis. Crème SOS. 15 ml, 29,90 €. Guerlain.

Agua termal rica en sílice para pieles desvitalizadas. 9,90 €. Caldes de Boí In Your Skin.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine