08 de diciembre de 2017
08.12.2017

Un príncipe saudí, dueño del "Salvator Mundi"

Adquirido por 450 millones de euros, este cuadro de Da Vinci es el más caro de la historia

08.12.2017 | 01:52
Un hombre hace una fotografía del cuadro de Da Vinci. // Effe

El príncipe saudí Bader bin Abdullah bin Mohammed bin Farhan al-Saud es el comprador misterioso de la pintura de Leonardo da Vinci "Salvator Mundi", la obra más cara de la historia, que obtuvo un récord de 450,3 millones de dólares en una subasta celebrada el mes pasado en Christie's, según publica el diario "The New York Times".

Según señala el medio estadounidense, se trata de un príncipe saudí poco conocido de una rama remota de la familia real, sin historia como gran coleccionista de arte y sin una fuente de gran riqueza públicamente conocida.

Esta pintura es el único Da Vinci que se encuentra en manos de un particular y fue puesto en el mercado por el fideicomiso familiar de Dmitry E. Rybolovlev, un multimillonario ruso que se encontraba enfrascado en una demanda multinacional con su excomerciante de arte, Yves Bouvier.

La revelación de que el príncipe Bader es el comprador de esta obra desvela, asimismo, según "The New York Times", "uno de los misterios del mundo del arte que sacude a la región", puesto que este príncipe derrochó una buena sum en un momento en que la mayoría de los miembros de la élite saudita, incluidos algunos miembros de la familia real, se han sumado a una campaña contra la corrupción y el enriquecimiento personal.

De acuerdo con la investigación de "The New York Times", los responsables de Christie's, tuvieron dificultades para establecer la identidad y la capacidad financiera del pujador. Incluso, una vez que el príncipe Bader hubo facilitado el requerido depósito de 100 millones de dólares para participar en la subasta, los abogados de la firma se plantearon dudas sobre el origen del dinero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine