Bouzan Hadawi, el actor sirio que huyó de la guerra y topó con Brian de Palma

14.08.2017 | 01:38
El actor sirio Bouzan Hadawi. // Efe

| Con 23 años, Bouzan Hadawi decidió dejar Alepo, la ciudad donde nació y empezó a formarse como actor, porque vio claro que la guerra en Siria acabaría por enterrar sus sueños; sin embargo, cinco años después un golpe de suerte le ha puesto a las puertas de "Domino", la nueva película de Brian de Palma. "Salí de allí porque no quería ser soldado y porque tenía que lograr mi sueño, así que aproveché un visado de estudiante y me fui a Turquía, donde tengo familia. Mi padre me dijo que me viniera a España. Aquí ocurrió el milagro", explica el actor sirio en una entrevista con Efe, realizada en Madrid en un descanso del rodaje de "Domino". Horas de estudio y cientos de castings le dieron un pequeño papel en "Truman", de Cesc Gay, y después se coló en los hogares españoles a través de la serie de televisión "Servir y proteger". "Cuando mi agente me dijo que podría trabajar con Brian de Palma, me puse a llorar de alegría, aunque el contrato -se ríe- era solo para dos días". "Domino", una coproducción europea en la que participan la francesa Backup, la española Maestranza, los estudios daneses Schonne Film, y los belgas Zilvermeer, tiene como protagonistas al actor Nicolaj Coster-Waldau y a la actriz Carice van Houten, compañeros también en "Juego de Tronos". El joven, que se declara meticuloso y trabajador "cien por cien", comenzó con 14 años los teatros de su ciudad; en un casting consiguió que lo eligieran para ser Alejandro Magno en una producción en Palmira. Tenía 17 años. Ahora, se le saltan las lágrimas cuando recuerda que Palmira ya no existe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine