30 de mayo de 2017
30.05.2017

La momia ahora es una mujer

Tom Cruise y sus compañeros presentan la nueva versión del clásico del cine

30.05.2017 | 02:06
La momia ahora es una mujer

Tom Cruise protagoniza y produce la nueva versión del clásico "La momia", que para él es un "cuento moderno" con "una historia sorprendente", calificado por su director y guionista, Álex Kurtman, como "feminista", ya que quiso que el diablo fuera mujer porque "un hombre no era bastante interesante". Cruise, que acompañó al equipo en la presentación de la cinta anoche en Madrid, se mostró atento con sus seguidores, que llenaban los alrededores de los Cines Callao para conseguir un autógrafo o una foto de su ídolo, quien señaló que el hecho de que la momia sea mujer en esta versión que llega a los cines el día 9 de junio hace el filme "muy interesante". "Si te fijas en diferentes películas en las que he trabajado, las mujeres siempre han tenido un papel muy importante y a esta la hace muy interesante y escalofriante la imagen de Sofía como la momia porque, si la miras, piensas que te va a asustar, que te va a aterrorizar, que te va a seducir y eso también es porque el casting ha sido perfecto", explica el actor.

Cruise, que subraya que le "encantan" las películas originales de "La momia", dice también que quedó "fascinado" cuando Universal le presentó a todos los monstruos y criaturas que intervienen en el nuevo largometraje. "Me pareció un reto excitante crear los personajes de esta especie de cuento moderno, esta historia épica en la que hay acción, aventura y humor, en la que se lucha entre el bien y el mal", recalcó. Por eso, está muy convencido de que todo "este universo será realmente entretenido para los espectadores", porque ofrece, según él, una historia "muy diferente" a la de otras películas de terror. "Está llena de suspense y la historia es sorprendente; es como un triángulo romántico entre seres épicos, seres buenos y seres diabólicos", añade.

A Kurtman ("Transformers", "Star Trek") le gusta que se defina su película como "feminista": "Lo es, absolutamente. Realmente, Ahmanet había sido criada para heredar el poder de su padre, pero él se lo quita al nacer un hijo varón. Su rebelión es muy humana, y muy actual, y el público la entiende muy bien".

Sabía que "La momia" debía dar miedo, "pero sin olvidar que hay un ser humano dentro de estos monstruos; hay que quererlos a la vez", dice el director, fan desde la infancia de los monstruos de Universal. Pues esa mujer, ese demonio con doble pupila que creó Kurtman es la bailarina y actriz Sofía Boutella, una argelina criada en Francia y residente en Los Ángeles, que defiende con pasión -y mucho sentido del humor- a su reina malvada: "¡Si, es una película feminista!", dice Boutella haciendo con su puño un gesto de victoria. "Soy un monstruo, ¿por qué las mujeres no íbamos a poder ser monstruos? Las mujeres podemos ser muy letales, sobre todo en determinados momentos del mes", bromea. "Lo que más me gusta de esta película es que sus personajes femeninos son muy fuertes, no somos víctimas (...). Me encanta Ahmanet, todo lo que le ocurre, sus circunstancias. Nunca se echa para atrás, su existencia es un viaje para lograr lo que quiere, que es en lo que cree", apunta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine