29 de mayo de 2017
29.05.2017

Nicole Kidman brilla en el triunfo de la comedia sueca

La película "The Square" se lleva por sorpresa la "Palma de Oro" del Festival de Cannes, que distingue las actuaciones de Joaquin Phoenix y Diane Kruger

29.05.2017 | 03:36

La comedia "The Square", dirigido por el sueco Ruben Östlund, se llevó ayer por sorpresa la "Palma de Oro" del 70º. Festival de Cannes. Un certamen en el que los premios a mejores interpretaciones fueron para la alemana Diane Kruger y el estadounidense Joaquin Phoenix, y en el que brilló especialmente Nicole Kidman, protagonista en la alfombra roja y sobre el escenario, donde recibió un premio especial.

En ausencia de un favorito claro, el jurado presidido por el cineasta español Pedro Almodóvar diseñó un palmarés muy repartido, que salvo el premio gordo que se llevó el filme sueco respondió, mayormente, a las quinielas de los expertos.

"The Square" se centra en un conservador de un museo de arte contemporáneo, de carácter solidario y padre de dos hijos, que se sumerge en una profunda crisis existencial. Narrada con mucho humor e ironía, la película encierra una crítica a la sociedad occidental que ha convencido al jurado presidido por un Almodóvar que remarcó cómo el filme de Östlund se rebela contra "la dictadura de lo políticamente correcto".

El filme sueco se impuso, entre otros, al francés "120 battements par minute", de Robin Campillo. Una película sobre el activismo de los enfermos de sida en los años ochenta que tampoco se fue de vacío de Cannes: obtuvo el Gran Premio del Jurado, segundo galardón en importancia del festival.

La película de Campillo se llevó además los elogios del propio Almodóvar. "Más allá de si perteneces como yo o no a la comunidad LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), Campillo cuenta la película de héroes auténticos que han salvado muchas vidas, y todos estuvimos de acuerdo en eso", señaló el cineasta manchego, que defendió no obstante el conjunto del palmarés diseñado por un jurado que definió como "muy democrático".

Además del director español, formaban parte del jurado los actores estadounidenses Jessica Chastain y Will Smith, el realizador italiano Paolo Sorrentino, la artista china Fang Bingbing, la directora, guionista y productora alemana Maren Ade y la francesa Agnès Jaoui, junto al realizador surcoreano Park Chan-Wook y el compositor francés Gabriel Yared.

Pero la auténtica reina del certamen no fue una película, sino la actriz Nicole Kidman. La australiana ya enamoró a los franceses con sus emocionadas lágrimas sobre la alfombra roja cuando, acompañada de su marido Keith Urban, desembarcó en la Costa Azul días atrás. Después, en las salas, su desempeño en las películas "The Killing of a Sacred Deer", de Yorgos Lanthimos, y "La seducción", de Sofía Coppola, convencieron a la crítica y al público. Y finalmente, el jurado reconoció su figura con un Premio Especial por el 70º. Aniversario del festival.

Durante su paso por Cannes, además, Kidman reivindicó la necesidad de dar más oportunidades a las mujeres dentro de la industria del cine, y se comprometió a trabajar en una película dirigida por una mujer, al menos, cada 18 meses. Una decisión respaldada por la buena acogida de "La seducción", remake de aquella película de Don Siegel, "El seductor", en la que un soldado yankee (encarnado por Clint Eastwood en el filme original y por Colin Farrell en esta nueva versión), se refugiaba en una escuela para señoritas en plena guerra de Secesión. La película permitió a Sofía Coppola alzarse con el premio a la Mejor Dirección.

La otra película en la que participaba la Kidman, "The Killing of a Sacred Deer", tampoco se fue de vació, ya que obtuvo el Premio al Mejor Guión, compartido con la británica "You Were Never Really Here".

Este segundo filme, dirigido por Lynne Ramsay, se alzó además con el galardón a la mejor interpretación masculina, que fue a parar a un Joaquin Phoenix que confirma de nuevo su talla bordando el complejo papel de un hombre brutal y tierno a un tiempo.

En el campo de las interpretaciones, de hecho, se cumplieron totalmente los pronósticos, y el premio a la Mejor Actriz fue a parar a manos de la alemana Diane Kruger por su doloroso papel de una mujer que busca venganza tras la muerte de su marido e hijo en un atentado terrorista en "In the Fade", de Fatih Akin.

Entre los grandes perdedores del festival se encuentran el policiaco estadounidense "Good Time", de los hermanos Josh y Benny Safdie, y su protagonista, un Robert Pattinson que sonaba con fuerza para el premio al Mejor Actor. La película se fue de vacío.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Gente


Banderas: "Sigo creyendo en este proyecto común llamado España"

Banderas: "Sigo creyendo en este proyecto común llamado España"

El actor malagueño recibe el premio nacional de cinematografía en el Festival de San Sebastián

Lara Croft brilla en San Sebastián

Lara Croft brilla en San Sebastián

Alicia Vikander abre la alfombra roja del festival de cine para presentar la última película de...

La mujer de la primavera de 2018 según Armani

La mujer de la primavera de 2018 según Armani

El diseñador lleva la explosión del color casi al límite


Pelayo Díaz rompe con Sebastián Ferraro

Pelayo Díaz rompe con Sebastián Ferraro

El estilista, presentador de 'Cámbiame', habría puesto fin a su relación con el diseñador argentino

Alba Carrillo, evacuada de un crucero por el huracán Irma

Alba Carrillo, evacuada de un crucero por el huracán Irma

La finalista de 'Supervivientes' viajaba acompañada de su madre y su hijo Lucas

Enlaces recomendados: Premios Cine