Froilán y Cayetano, estrellas de la tele

El programa "Espejo Público" logró la primera entrevista en exclusiva del hijo de la infanta Elena y presentó al jinete español como nuevo colaborador

07.09.2016 | 01:55
Froilán y Cayetano, estrellas de la tele

Felipe Juan Froilán fue el protagonista del programa matinal de "Espejo Público" de ayer al publicarse una entrevista en la que se mostró firme defensor de la tauromaquia. Además, Susana Griso, la presentadora del espacio de Antena 3 en las que apareció el hijo de la infanta Elena, aprovechó el revuelo mediático generado por las declaraciones de Froilán (que habían sido adelantadas en el programa del lunes) para presentar a su nuevo colaborador, el hijo de la duquesa de Alba, Cayetano Martínez de Irujo.

Froilán, en contra de los comportamientos del resto de miembros de la Casa Real que no suelen conceder entrevistas, decidió aprovechar su reciente mayoría de edad (cumplió 18 años el pasado 17 de julio) para charlar con el periodista Fernando Roza en la cadena Antena 3. El carácter que caracteriza al sobrino de Felipe VI dio lugar a una entrevista en la que no dudó en señalar que su pasión por los toros le venía en la sangre: "Mi familia siempre ha sido muy taurina y de apoyar las fiestas nacionales como mi abuelo (Don Juan Carlos de Borbón) o mi madre (la infanta Elena)". También quiso destacar su apoyo al torero González Caballero, al que aparte de buen diestro lo consideró un amigo "fiel" y se mostró molesto por los comentarios irrespetuosos tras la muerte de Víctor Barrio: "Me da pena, porque ante todo está el respeto al ser humano", comentó.

Por su parte, Cayetano Martínez de Irujo debutó como colaborador a lo grande. Lejos de tener un arranque sosegado, el jinete fue recibido a su llegada al edificio de la cadena con una conexión en directo en la que confesó que los nervios le hicieron pasar una mala noche: "He dormido fatal porque soy un tío muy responsable y esto no es una entrevista normal, es venir a dar mi opinión". También aprovechó para desvelar que intentará mostrarse "tal como es y decir toda la verdad y no ser diplomático". Justo al siguiente instante tuvo la oportunidad de demostrarlo: Al ser preguntado si iba a fumar para relajarse, primero comentó que había dejado el tabaco para reconocer un segundo después que "fuma un poco pero no a esas horas". Todo un ejemplo de sinceridad.

Posteriormente, una vez que el hijo de la duquesa de Alba entró a escena quiso dejar claro que es un "ciudadano de a pie" y no un experto. Además, explicó que solamente colaborará una vez al mes en el programa de Griso, a la que agradeció haberle convencido para participar en una cena.

Una vez entrado en materia, De Irujo demostró que se había preparado sus intervenciones a conciencia. Lejos de opinar desde su caché, el colaborador de la cadena consultó diferentes papeles para exponer sus opiniones. Uno de los primeros asuntos en los que mostró su criterio, fue la proposición del exministro de Industria José Manuel Soria para ser director ejecutivo del Banco Mundial, lo que consideró "difícil de entender". También comentó que el medallero español logrado en los Juegos Olímpicos fue "un mérito absoluto". Otro de los aspectos respecto a los que opinó fue sobre la inestabilidad política de España. En este caso aportó su visión de empresario: "La incertidumbre e inestabilidad genera una inactividad". Por último se mostró muy crítico con la política de gestión por parte de la Unión Europea al flujo masivo de refugiados: "El Mediterráneo está siendo la fosa común más grande de la historia", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine