Pamplona encara la recta final de las fiestas tras un emocionante encierro

14.07.2016 | 02:04
Un toro embiste a dos corredores durante el encierro de ayer. // FDV

| Pamplona encara la recta final de los Sanfermines 2016 en una jornada, la penúltima de las fiestas, que comenzó con un encierro de la ganadería gaditana de Núñez del Cuvillo, que fue rápido y emocionante y que se saldó con un solo herido por asta de toro.

Tras días de máximas superiores a 35 grados, los termómetros se quedaron ayer en Pamplona en unos discretos 21 grados, en un miércoles que amaneció con una lluvia fina que deslució el encierro.

Los toros de Núñez del Cuvillo, ausentes en Pamplona desde 2011, cubrieron los 850 metros de la carrera entre los Corrales de Santo Domingo y la Plaza de Toros en dos minutos y medio.

El encierro tuvo menos corredores que otros días posiblemente por la lluvia que cayó sobre la ciudad hasta una hora antes de la carrera. Sin embargo, el pavimento mojado no causó mayores problemas gracias al líquido antideslizante que días atrás se aplicó en varios tramos y que reduce los resbalones de mozos y animales.

Pamplona aguarda de esta forma al último día de los Sanfermines, en la jornada de hoy, en la que se pondrá fin a medianoche a nueve días ininterrumpidos de fiesta y ya viendo en el horizonte la celebración del próximo año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine