El vestidor

29.05.2016 | 06:09

La boda de Eva Longoria está muy bien.Con Ricky Martin moviendo la pelvis, con Melanie Gri1th (y sin Antonio). Pero, perdonen que insista, ¿para cuándo la deVargas Llosa e Isabel? La boda del año. No podemos más. Es que imaginen. Los niños Iglesias, los del otro lado del Atlántico, juntos, todos bronceados e ideales, arrastando las eses. Ana, cariacontecida y de la mano de su novio el tenista, bronceados e ideales y arrastrando las eses también si hace falta. Y ya si asistieran sus ex, Julio el campeón, y el marqués, con sus jóvenes esposas, eso sería lo más. Demasiado pedir. Pero sobre todo Tamara, por favor,Tamara. Ejerciendo de estilista y de organizadora de bodas. Arrastrando las eses más, mucho más, todavía más. Es que la estoy viendo. Con el pinganillo en la oreja y unas plumas como tocado. Dando órdenes toda sonrisa. Ahora que sabemos que el premio Nobel le corrije el superchachiblog. Cómo sería la ocurrencia que hasta mamá la reprendió. "Mi madre luego me vino: ¿Le has dado tu blog a Mario? Hombre, claro... Obvio. Literatura, literatura... Evidentemente". Los veo. Tamara y M ario redactando juntos los recordatorios del enlace. Literatura. Evidentemente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine