Lady Gaga se viste de Bowie en los Grammy

Taylor Swift y Lamar se alzan con la gloria en los premios de la industria norteamericana, en una noche de tributos a B.B. King, Lemmy y Frey

17.02.2016 | 04:55

El espíritu de David Bowie sobrevoló los Grammy, celebrados el lunes de madrugada en Los Ángeles, a través de Lady Gaga, que se "maqueó" y se fue transformando en diversos Bowie, del de "Ziggy" al glam. Fue emocionante pero, sobre todo, tuvo ese toque que sobrepasa el mundo rock y que solo Bowie consiguió a lo largo de su carrera: la estética, que fue gran parte de su aportación (al margen de las canciones) y queda redondo que Lady Gaga se haya reconvertido en el Duque Blanco. Y lo hizo además con una serie de temas que suponen otra carga de emoción, especialmente la que puso el broche de oro, "Héroes", que es una de esas piezas que han ido ganado con el tiempo. O mejor, que se ha ido convirtiendo en símbolo de Bowie tras el paso de los lustros. Lady Gaga, que se mostró de todas las formas, incluida con la capa, cantó además "Space Oddity", "Changes" y "Ziggy Stardust". También vistió con el traje blanco del Duque Blanco, y se movió en escena con micrófono y teclados acompañada de otro histórico, Neild Rogers

Bowie en medio de unos premios Grammy en los que triunfó plenamente Taylor Swift, una joven que colecciona galardones desde que se dio a conocer, que mandó un mensaje a las mujeres para que no las engañaran y que ya ha tenido mil historias con el rapero Kanye West, quien hace años la interrumpió cuando recogía un premio pidiendo que se lo dieran a Beyoncé.

La cantante ganó el "Grammy" más importante con "1989", que tuvo el premio al mejor álbum y sumó otros dos. Kendrick Lamar fue el que más galardones se llevo, cinco, entre ellos el de mejor disco de rap .

La cuestión soul-rock fue para "Alabama Shakes", que se llevaron, entre otros el mejor álbum de música alternativa. Ed Sheeran tuvo su botín, entre ellos el premio a la mejor canción. Bruno Mars también tocó gloria.

Hubo una larga retahíla más de premios sueltos. Pero fue sobre todo una noche de tributos, como los que se le hicieron a Lemmy, B. B.King o Glenn Frey, de los "Eagles", al que dedicó Jackson Browne "Take it easy", canción escrita por él pero hecha muy célebre con la versión de "Eagles". Y un homenaje presente a Lionel Richie, uno de los grandes de la música. Y entre premios y actuaciones dio la nota Adele, que no tuvo su noche y desafinó. La cantante lo lamentó en su Twitter.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine