El Papa manda un recado a los políticos

Francisco denunció en su primer discurso en México, ante el presidente Peña Nieto, que los privilegios conducen a la corrupción, el narcotráfico y la violencia

14.02.2016 | 02:39
El Papa, con sombrero mexicano ante Peña Nieto y su esposa. // Reuters

El papa Francisco denunció en en su primer discurso en México ante el presidente, Enrique Peña Nieto, y las autoridades del país que la búsqueda de los privilegios conduce a la corrupción, el narcotráfico y la violencia.

En el Palacio Nacional, en el que por primera vez entraba un pontífice y se le recibía con los honores de jefe de Estado, Francisco indicó que "para construir un futuro esperanzador de México se necesitan "hombres y mujeres justos, honestos, capaces de empeñarse en el bien común".

Denunció que cuando se busca el "camino del privilegio" tarde o temprano "la vida en sociedad se vuelve un terreno fértil para la corrupción, el narcotráfico, la exclusión de las culturas diferentes, la violencia e incluso el tráfico de personas, el secuestro y la muerte, causando sufrimiento y frenando el desarrollo".

Francisco comenzó su discurso expresando su alegría por "poder pisar estas tierras mexicanas que ocupan un lugar especial en el corazón de las Américas" y que recorrerá hasta el 17 de febrero.

El Papa se definió ante Peña Nieto y las autoridades mexicanas como "misionero de misericordia y paz, pero también como hijo que quiere rendir homenaje" a la Virgen de Guadalupe y "a este pueblo y a esta tierra tan rica en culturas, historia y diversidad".

En su discurso invitó a "valorar, estimular y cuidar" esta diversidad que constituye el rico patrimonio de México. Asimismo, el pontífice consideró que "la principal riqueza de México" son sus jóvenes, que constituyen un poco más de la mitad de la población, y que permiten "pensar y proyectar un futuro, un mañana".

También hizo alusión a los indígenas de México, que "aún esperan que se les reconozca efectivamente la riqueza de su contribución" en favor de la identidad nacional del país, dijo ante los obispos y el clero mexicano en la catedral de Ciudad de México. Francisco destacó "la fecundidad" de la presencia de las comunidades indígenas y su importancia en México.

En su gira, Francisco se reunió también con los obispos y los religiosos mexicanos a los que pidió que "no minusvaloren el desafío" que el narcotráfico representa "para le entera sociedad mexicana, comprendida la Iglesia", en su discurso en la catedral de Ciudad de México.

Francisco aseguró que el narcotráfico, por su proporción y por su extensión en el país, "es como una metástasis que devora".

"La gravedad de la violencia que disgrega y sus trastornadas conexiones, no nos consienten a nosotros, pastores de la Iglesia, refugiarnos en condenas genéricas", insistió.

Además, un individuo fue detenido ayer en las inmediaciones del Zócalo de la Ciudad de México cuando amenazaba con atentar contra el Papa cuando realizaba un recorrido por las calles de la capital. El hombre, aparentemente drogado, comenzó a gritar contra la Iglesia y a decir que lanzaría un artefacto contra el Papa, según informa el diario "El Universal". El hombre tenía en su poder un cohete.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine