"Algunas cosas que usted no debería hacer con sus hijos"

Argumentos de expertos para evitar lanzarse alegremente a torear con bebés en brazos (como Rivera) o estrenar escaño con el retoño al pecho (como Bescansa)

07.02.2016 | 04:55
Carolina Bescansa, con su hijo Diego en brazos, el día en que tomó posesión de su escaño en el Congreso. // Efe

La diputada de Podemos Carolina Bescansa se convierte en la protagonista de la sesión constitutiva del Congreso al llevar a su hijo Diego, de 6 meses, al escaño.Pocos días después, el torero Fran Rivera copa gran parte del debate nacional -la parte restante que no invaden los pactos políticos- al colgar en Instagram una foto toreando una vaquilla con su hija Carmen, de 5 meses, en brazos. ¿Estas cosas se pueden hacer con los hijos? ¿Se deben? Veamos qué dicen los expertos al respecto.

Pues depende
Lo primero, las dos actuaciones ilegales no son. En absoluto, indica Javier Gustavo Teruelo, catedrático acreditado de Derecho Penal. Como muchísimo, y estirando el chicle de las hipótesis, podría decirse que Fran Rivera se puso en el trance de caer en el terreno de lo penal en el caso de que hubiera habido un accidente con la nena. Se hubiera tenido que enfrentar a un posible delito por lesión imprudente. Pero eso no ocurrió. Así que estamos en un estadio previo, donde la ley aún no ha tenido que actuar, donde caben muchas valoraciones, muchos matices.

Valoran los psicólogos
La opinión de los psicólogos es que los nenes, mejor fuera de los focos de las redes sociales y de los medios de comunicación. Siempre. José Luis Besteiro, doctor en Psicología y especialista en psicología clínica, subraya que es necesario promover "el desarrollo de la intimidad de los menores fuera de la exposición pública", aunque admite que en la sociedad actual, "donde estamos viviendo de cara al público, de cara al vecino", este propósito resulta cada día más quimérico.

El niño escaparate
Besteiro añade que a la tendencia global a publicitar imágenes de la intimidad ("hemos pasado del ´Homo sapiens´ al ´Homo videns´") se une la nueva caracterización social que ahora tienen los niños. "Hoy el papel de los hijos en la familia es el de escaparate del estatus de sus padres", sentencia. Hace un siglo la progenie era fuerza de trabajo agrícola; en los años 50 y 60, los hijos empezaron a ser los destinatarios de todas las atenciones que sus padres no habían recibido. Actualmente ya son, subraya Besteiro, el más fiel reflejo de la posición, sobre todo económica, de sus progenitores. Por eso, dice este especialista, no se les niega nada. Acto seguido advierte de que como la vida es un camino a través de la frustración, mal les irá a quienes fueron criados para tenerlo todo y ya.

El peligro real fue la exposición pública
Fran Rivera sostiene que su hija no corrió peligro alguno ante la vaquilla, "más riesgo corre conmigo en la mochilita cuando voy andando por la calle". Ésa parte de razón se la concedería al torero el fiscal de menores Jorge Fernández Caldevilla, quien admite que, dado el carácter profesional del padre y que la res era vaquilla, el posible peligro sería equiparable al de un padre que juega con su hijo y un perro. En ese sentido quita hierro al asunto. "No es lo mismo si Fernando Alonso conduce a alta velocidad que si conduce otra persona", apunta. Donde sí incide es en la difusión de la imagen a través de las redes sociales. Ahí sí. Ojo con la exposición de los menores. Caldevilla, por experiencia, sabe que las imágenes en la red pueden llegar a tener usos incontrolables. ¿Quién sabe si la foto colgada inocentemente por unos padres bañando a su bebé no acaba en manos de pedófilos? ¿Y luego cómo se frena eso? ¿Se puede borrar la imagen de todos los móviles y ordenadores del mundo? El fiscal subraya que se está produciendo un repunte de casos relacionados con el uso indebido de imágenes íntimas de menores, en concreto de adolescentes. El freno no puede ser tecnológico, indica. La solución es la educación, la responsabilidad.

Los límites
Nos movemos en terrenos donde la justicia no actúa. Es un problema de dónde ponemos los límites. El fiscal se pregunta hasta dónde hay que bajar ese listón. Ejemplo: Asturias está a favor de prohibir el tabaco en los coches si viajan menores en ellos. ¿Pero el peligro de fumar al volante está en los efectos sobre el menor o en las distracciones que puede conllevar? Los límites... "Los límites marcan las líneas de injerencia en la libertad individual", apunta, antes de preguntarse si deberíamos también multar a una madre por dar un "bollycao" a su hijo, por los posibles efectos de la bollería industrial sobre su salud. Bajar el límite puede acabar en que nos coloquen un sensor en la cabeza para detectar nuestros pensamientos delictivos, reflexiona Caldevilla.

¿Y Bescansa qué?
¿La diputada de Podemos exhibió innecesariamente a su bebé? ¿Lo utilizó con fines políticos cuando lo llevó al Congreso? El fiscal de menores opina que sí. Lo presentó en público para reivindicar la conciliación familiar con un trabajo donde ya había un servicio de guardería para conciliar. "Una guardería que ojalá tuviéramos todos en todas las oficinas", añade.

Último pase torero
Fran Rivera no tendría que haber divulgado la imagen de su bebé en las redes. Pero, a juicio de María Dolores Palacios, profesora de Derecho Civil de la Universidad de Oviedo y especialista en menores, hizo algo más: "Parece que no fue lo más adecuado para la niña, aunque la vaquilla suponga menos riesgo, pero lo difunde y lo lleva a gala. Dio la impresión de que un padre puede hacer casi lo que quiera con su hijo. Eso me parece relevante". Respalda la actuación de la Fiscalía, de abrir expediente y luego archivar, para dar "un toque". Había que advertirle, opina, de que él no puede decidir el riesgo que sufrió el menor, que el riesgo era algo objetivo. Con el toque basta, opina. Palacios considera que hay una regla de oro para encauzar estas cuestiones: los padres han de actuar siempre en beneficio de los menores. Interpretar las situaciones bajo ese prisma. Y, siempre y cuando tengan madurez suficiente para consentir, preguntarles. "Hay que potenciar su autonomía y promover los derechos del menor". Por eso, antes de colgar en su perfil de WhatsApp una foto de sus hijos, algo tan habitual en millones de padres, esta profesora se lo consultó. ¿Y usted se lo ha preguntado a los suyos?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine