Magazine Fashion&Arts
Mercado de lujo

Adiós, bling bling

No es poseer, es sentir. No es la riqueza, sino la vivencia. El lujo ha cambiado de forma y de fondo

23.11.2016 | 14:27
La imagen clásica del voraz consumidor de lujo.

Pekín, año 2011. La cola para entrar a la tienda de una famosa marca da la vuelta a la manzana. Son las doce de la noche, pero al día siguiente la firma pone a la venta su nuevo bolso, de edición limitada, y todos quieren ser los primeros en colgárselo del hombro. Ahora o nunca. A los pocos meses el Gobierno chino prohíbe la exhibición publicitaria de objetos caros por su capacidad de "perturbar la armonía ciudadana e incitar a la corrupción".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El ex presidente de EEUU Barack Obama.
Ciudadano Obama

Ciudadano Obama

Tener al expresidente de EEUU en la agenda de un evento es casi un milagro, además de una...

Meterse en un jardín

Meterse en un jardín

Hace tiempo que las flores dejaron de ser ñoñas. Hoy son aguerridas y contundentes. Aunque las hay...

Mayores y sobradamente preparadas

Mayores y sobradamente preparadas

Famosas y anónimas lideran una batalla contra una "jubilación anticipada" impuesta por la opinión...

Pensar en griego vivir en italiano

Pensar en griego vivir en italiano

Brunello Cucinelli ha hecho del pensamiento clásico su mejor marketing, dirige una empresa...

Bianca Brandolini: ´Influencer´ de cuna

Bianca Brandolini: ´Influencer´ de cuna

Su estilo, una genética privilegiada y unos contactos heredados de una buena familia han hecho de...

David Carabén: un rock con cola, por favor

David Carabén: un rock con cola, por favor

Mishima estrena disco y casi al mismo tiempo su cantante empieza una aventura detrás de una barra.

Enlaces recomendados: Premios Cine