Magazine Fashion&Arts
Gente en sitios

El punk seductor

Ética y estética; el punk intentó que la revolución se hiciera bailando (y vistiendo); casi lo logra

19.09.2016 | 12:29
Edie Sedgwick y Andy Warhol, en uno de sus saraos.

Andaba yo por París al final de los setenta aprendiendo el oficio de moderna, y mi amiga afrofrancesa, que era la mejor estilista funky, me invitó a ir con ella a Le Palace, la enorme boîte recién inaugurada por Grace Jones. Había una fiesta en honor a los Sex Pistols y mi amiga me calzó unas Doc Martens, una camiseta desgarrada y muchos imperdibles remendando los sietes que se abrían aquí y allá. Con dos copas de más me acerqué al cantante, Johnny Rotten, así, en plan colega: me miró y escupió sobre mis botas. Había pillado la impostura con sólo oler mi perfume.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El patio de la Gallery-Legacy Colakovic.
Belgrado, más allá de Abramovic

Belgrado, más allá de Abramovic

Un programa aspira a juntar el talento artístico de la región, disperso por el mundo

A doble o Nada

A doble o Nada

Cuando en los ochenta Jacques Courtin-Clarins soñaba con crear el cosmético más eficaz del mundo,...

Psicología del pelo

Psicología del pelo

Conocimiento de uno mismo y trabajo. Así podemos resumir la belleza real, sin idealizar, y con la...

"Las Nike se hacen mejor en Vietnam que en Italia"

"Las Nike se hacen mejor en Vietnam que en Italia"

Rem D. Koolhaas se saltó esa máxima, su título de Arquitectura y hasta el apellido de su tío, para...

Carta a mi madre

Carta a mi madre

Una historia de adicción y familia

Joyas para todos los días

Joyas para todos los días

La diseñadora rejuvenece el sector con piezas discretas y cotidianas que siguen siendo lujo

Enlaces recomendados: Premios Cine