Arquitectura

Bienestar y belleza, el nuevo concepto de vivienda

Un ejemplo perfecto de construcción y diseño moderno que se contagia de la belleza de un lugar de postal

25.04.2014 | 09:20
Imagen del exterior de la casa.

Hoy les mostramos una casa situada en la urbanización de Sa Coma en Bunyola, obra del arquitecto técnico- aparejador Juan Antonio Gálvez Paradas que la ha confiado a los que ya son considerados en el sector de la inmobiliaria una revolución. Monapart es la postinmobiliaria, la primera para un estilo de vida determinado que colecciona viviendas extraordinarias en las mejores ciudades y en los mejores lugares del mundo para compartir las experiencias de sus habitantes.

No se habla solo de casas, no se entiende una vivienda única y exclusivamente como cuatro paredes y un techo, se habla de vi-BIEN-das, esos rincones del mundo donde vives, creces, te reproduces y a veces hasta mueres. La selección exige viviendas fuera de lo común puestas a disposición de sus clientes como espacios únicos, especiales, diferentes que ofrece cada lugar. Todo lo que engloba el estilo de vida que rodea la casa y que acaba formando parte de ella. Una propiedad en Bunyola lógicamente se contagia de la belleza, del entorno, pero también de la sabiduría y de la historia de los vecinos que lo habitan.

El arquitecto José Luis Echevarría, la abogada Olga Sala, el periodista Eduard Solé en Barcelona, y en Palma el arquitecto Joan Cerdà y la diseñadora gráfica Tete Crespí, socios de Monapart, están decididos a reinventar un sector anquilosado, porque entienden que la autenticidad es una forma de habitar el mundo, siempre aliñada con grandes dosis de humor, propio de las personas apasionadas de su trabajan. Son la Postinmobiliaria, un término que leerán o escucharan muy a menudo, porque son ya un fenómeno.

La vivienda que ven es una construcción moderna unifamiliar aislada de 410 m2 , de dos plantas con cuatro habitaciones situada en un solar de 2.083 m2 en el que la piscina con cascada , el jardín y el huerto se adaptan a la topografía natural del terreno. La casa, con un buen diseño en el que se han cuidado los detalles y utilizado materiales y acabados de primera calidad integrados en la tradición mediterránea se eligieron también para que su conservación fuera perfecta en el tiempo.

Los espacios amplios, la gran sala de estar, la cocina comedor con chimenea, una perfecta iluminación natural y excelentes vistas potenciadas desde todas las estancias gracias a grandes ventanales correderos que conectan la vivienda con el porche exterior dan idea de la comunión perfecta entre construcción y entorno. Las vistas a la montaña, estando tan cerca del pueblo de Bunyola, sobrecogen por su belleza. Quédense con esta imagen, desde una construcción de estilo contemporáneo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine