Exploración del universo

Vehículos exploradores en Marte, una apuesta ganadora de la NASA

30.12.2008 | 12:47
Primera fotografía recibida por el vehículo "Spirit" desde Marte en 2004.
Primera fotografía recibida por el vehículo "Spirit" desde Marte en 2004.

Los vehículos de exploración en Marte "Spirit" y "Opportunity" cumplirán en enero cinco años de trabajo ininterrumpido, tras superar las inclemencias del planeta y el plazo de vida útil de sólo tres meses que les dieron los científicos de la NASA.

El 3 de enero de 2004 los científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA se abrazaron alborozados al confirmarse que el "Spirit" había descendido sobre la superficie de Marte.

La escena se repitió 21 días después cuando el "Opportunity" se posó en un extremo opuesto de Marte.

En ese momento, ninguno de los científicos del JPL se atrevió a vaticinar que esos vehículos de seis ruedas independientes y del tamaño de una lavadora estarían funcionando cinco años después y sin mayores problemas, a excepción de una leve pérdida de memoria informática y de síntomas "artríticos" en sus brazos robóticos.

"Al contribuyente de EEUU se le informó de que para cada uno de los vehículos la misión era de tres meses", indicó Ed Weiler, administrador adjunto de la NASA en Washington.

"Pero han funcionado casi 20 veces más. Una ganancia extraordinaria en estos momentos de grandes dificultades presupuestarias", agregó.

Más aún, dos meses después de llegar, entregaron lo que sería el trofeo más esperado de su misión en Marte: la comprobación de que el planeta había tenido agua en su violento pasado.

También transmitieron a la Tierra más de 250.000 fotografías, recorrieron más de 13 kilómetros, treparon por laderas montañosas, descendieron al fondo de cráteres marcianos y sobrevivieron los crueles tormentas marcianas que cubrieron sus paneles solares y amenazaron con dejarlos sin energía.

Pese a que sus materiales y equipos han comenzado a mostrar la fatiga del uso y el efecto de oscilaciones termales de 120 grados centígrados, "los vehículos siguen en capacidad operativa y listos para iniciar nuevas campañas", indicó el JPL en un comunicado.

"Estos vehículos son extraordinariamente resistentes si se considera el ambiente extremo que soportan sus materiales cada día", dijo John Callas, director del proyecto en el JPL.

Los vehículos y sus instrumentos encontraron un aliado inesperado para su funcionamiento en la superficie marciana: las violentas tormentas de polvo.

Los científicos del JPL consideraron al establecer los tres meses de vida útil que los paneles solares de "Spirit" y "Opportunity" se cubrirían de polvo y que, sin la luz del Sol, muy pronto se agotaría su energía.

Ocurrió todo lo contrario. Los vientos huracanados limpiaron los paneles y ahora la gran esperanza de los científicos es que vuelvan a soplar para dar un nuevo impulso a las ruedas de uno de ellos.

"Aunque no es confiable, esa ha sido una ayuda no anticipada en la longevidad" de los dos vehículos exploradores, manifestó el laboratorio de la NASA.

Agregó que hace 18 meses que "Spirit" no recibe una "barrida" de las tormentas y sus paneles solares proporcionan apenas la energía que el vehículo necesita para sobrevivir a su tercer invierno en el hemisferio sur marciano.

"El último año fue extremadamente difícil. Lo sorteamos a duras penas", indicó Callas.

Pero con la proximidad de la primavera y el verano, las esperanzas científicas en relación con el "Spirit" han aumentado y los expertos ya le han fijado dos puntos de exploración, a unos 183 metros del lugar donde el vehículo pasó gran parte de este año 2008.

Para "Opportunity", con problemas en los calefactores que mantienen el uso permanente de sus instrumentos, el próximo destino es "Endeavour", un cráter de 22 kilómetros de diámetro y 20 veces más grande que el cráter "Victoria", que el vehículo exploró durante los últimos dos años.

El destino en Marte fue mucho menos compasivo con el laboratorio "Phoenix" de la NASA, que se posó sobre la superficie marciana este año y durante tres meses de operaciones confirmó que hubo agua en el planeta.

"Como se esperaba, la reducción de la luz solar (en el hemisferio norte del planeta) ha dejado al 'Phoenix', que operaba con baterías solares, sin energía para mantenerlas cargadas", señaló.

La última comunicación del "Phoenix" se recibió el pasado 2 de diciembre a través del orbitador "Mars Odyssey".

Más pasatiempos

CrucigramaCrucigrama y Sudoku online

Disfruta de los mejores crucigramas online desde móvil y ordenador.

Sopa de letras

Pon a prueba tu habilidad mental y visual y busca las palabras mezcladas en el casillero

Sudoku

Rellena el tablero utilizando los números del 1 al 9, sin que se repita ningún número en ninguna línea, columna o bloque

 

Enlaces recomendados: Premios Cine