canto

Descubierto el metrónomo interno de los pájaros

12.11.2008 | 19:05

Científicos del Instituto Tecnológico de Massachussets han descubierto qué regiones del cerebro del pájaro diamante mandarín ("Taeniopygia guttata") se encargan de medir el tiempo para acompasar el canto.

La breve tonada de esta pequeña ave se compone de una serie de sílabas muy estereotipada, así que los científicos suelen emplearla como modelo para tratar de comprender cómo el cerebro produce secuencias complejas de acciones, en las que se requiere un cálculo preciso del tiempo.

En el cerebro del diamante, hay dos regiones importantes para producir el canto: el centro vocal superior y el núcleo robusto del arcopallium.

El equipo de Michale Fee, investigador del Instituto McGovern para la Investigación del Cerebro del MIT (EEUU) y responsable del trabajo que hoy publica la revista "Nature", pensó que enfriando específicamente estas regiones se podría ralentizar la actividad de una u otra y ver así los efectos sobre el canto al detalle.

Para comprobarlo tuvieron que construir primero un minúsculo aparato, parecido al que incorporan las neveras portátiles, con el que bajar unos cuantos grados la temperatura de esas zonas cerebrales.

Observaron que cuando bajaban la temperatura del núcleo del arcopallium, los diamantes mandarines seguían cantando igual, pero cuando enfriaban el centro vocal superior, el canto se prolongaba entonces proporcionalmente a la disminución de temperatura.

Con la máxima reducción de temperatura que aplicaron, de 10ºC, la duración de las sílabas y el canto se alargaba hasta un 30%. Un efecto, explican los investigadores, parecido a lo que ocurre cuando hacemos girar lentamente el manubrio de un organillo: cambia el tempo pero no la estructura rítmica de la pieza musical.

Siguiendo con la analogía, el centro vocal superior correspondería al mecanismo que hace girar el cilindro, y el núcleo del arcopallium, que recibe la información del centro vocal, correspondería al mecanismo que lee la partitura troquelada en el rodillo y la traduce en una secuencia de notas.

La pregunta que Fee y Michael Long, autor principal del trabajo, siguen planteándose es cómo se mide el tiempo en el centro vocal superior. Creen que la manera de hacerlo es manteniendo una velocidad fija de propagación de la corriente eléctrica a través de los circuitos neuronales en esa región, una hipótesis que ya han empezado a probar.

El aparato que han desarrollado para enfriar, dice Fee, puede servir para buscar las regiones del cerebro que están detrás del control del tiempo en otro tipo de actividades y en otros animales, algo que hasta ahora era difícil llevar a cabo.

Se sabe que el centro vocal superior está relacionado en cierto modo con la corteza humana, así que, aunque el estudio se ha hecho en el diamante, Fee no descarta que pueda tratarse de un mecanismo muy general para representar el paso del tiempo dentro del cerebro, incluido el nuestro.

Más pasatiempos

CrucigramaCrucigrama y Sudoku online

Disfruta de los mejores crucigramas online desde móvil y ordenador.

Sopa de letras

Pon a prueba tu habilidad mental y visual y busca las palabras mezcladas en el casillero

Sudoku

Rellena el tablero utilizando los números del 1 al 9, sin que se repita ningún número en ninguna línea, columna o bloque

 

Enlaces recomendados: Premios Cine