Fertilización Humana

Un laboratorio se anticipa al debate en Reino Unido y produce embriones híbridos de humanos y animales

02.04.2008 | 17:46

Un mes antes de que la Cámara de los Comunes someta a votación la Ley de Embriología y Fertilización Humana, que regula, entre otras cosas, la investigación con células madre, un equipo de científicos británicos anunció hoy que ha logrado producir embriones híbridos, inyectando extrayendo el ADN de un ovulo de vaca y reemplazándolo por humano, como forma de avanzar en la investigación de remedios para enfermedades neurodegenerativas.

Un anuncio que la catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Navarra Natalia López Moratalla, considera "una falsedad", y sobre el que el presidente del Comité Científico de la Sociedad Internacional de Bioética, Marcelo Palacios, señaló que sólo tendría aplicación médica si se lograra eliminar la parte animal.

Los parlamentarios ingleses han prometido que votarán con total libertad la Ley de Embriología y Fertilización Humana que permitiría legalmente los embriones híbridos, cuya producción está autorizada actualmente, pero bajo licencia de la Autoridad para la Embriología y la Fertilización Humana (AEF). La investigación con embriones híbridos y células madre es defendida por los científicos y grupos de pacientes como una forma de producir células madre que permitiría grandes avances en la cura de enfermedades como el Parkinson y la diabetes, así como para el desarrollo de nuevos fármacos.

Sin embargo, los grupos religiosos se oponen vehementemente contra este tipo de investigación médica, especialmente la Iglesia Católica, cuyo representante en Escocia, el cardenal Keith O'Brien, consideró "un experimento de la proporción de Frankestein", según informaciones de 'The Times' recogidas por otr/press. En enero de este año, la AEF concedió las dos primeras licencias para este tipo de investigación, una para un equipo del King's College de Londres del profesor Stephen Minger, y el otro para el equipo de científicos de la Universidad de Newcastle, encabezados por el profesor Lyle Amstrong.

Ha sido este último equipo el que ha anunciado que ha logrado producir embriones híbridos, conocidos como híbridos citoplasmáticos o 'cíbridos', que se consiguen introduciendo el núcleo de una célula humana dentro de un óvulo animal privado de su propio núcleo; el material resultante es 99,9% humano. Los 'cíbridos' producidos por el equipo de Newcastle vivieron durante tres días, y el mayor de ellos contenía 32 células. La meta final es que los 'cíbridos' consigan vivir seis días y entonces extraer sus células madre para utilizarlas en la investigación.

Actualmente es ilegal cultivar embriones híbridos durante más de 14 días o implantarlos en un útero humano o animal, prohibiciones que continuarán en la nueva legislación que apruebe la Cámara de los Comunes. El hecho de que los científicos de Newcastle utilizaran óvulos de vacas responde a la necesidad de sustituir los óvulos humanos, ya que la donación de éstos implica, además de ciertos problemas morales, algunos riesgos para las mujeres. El profesor John Burn, del equipo de Newcastle, explicó que sus investigaciones son un trabajo con "licencia" y con un "grupo de células que nunca se desarrollarán" y que "nunca serán implantados a nadie".

EN ESPAÑA, PROHIBIDO

Al conocer esta noticia, Marcelo Palacios, presidente del Comité Científico de la Sociedad Internacional de Bioética, explicó que la aplicación médica de células con "carga proteínica animal" no podría llevarse a cabo salvo que se "anulara la parte de origen no humano". "En España esa práctica estaría totalmente prohibida" por la Ley de Reproducción Asistida, señaló, al tiempo que pidió utilizar para la investigación "los embriones sobrantes de la fecundación in vitro", que se cuentan por miles y no tienen posibilidad de ser adoptados.

En este sentido, recordó que la ley española permite "el uso de embriones sobrantes en la investigación", por lo que no sería necesario acudir a óvulos humanos o animales. Respecto a si las células madre adultas pueden obtener mejores resultados en los ensayos clínicos que las células madre embrionarias, Palacios señaló que "lo ético es que se abran a la investigación todos los procedimientos".

Por su parte, la catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Navarra Natalia López Moratalla, consideró el anuncio "una falsedad" pues "no se trata de embriones ni de híbridos, sino de un conjunto celular". A su juicio, el experimento de la Universidad de Newcastle responde "a intereses económicos y de patentes", ya que "no se han conseguido resultados positivos con la clonación", al contrario que los ensayos clínicos con células pluripotenciales inducidas (IPS) obtenidas de órganos de personas adultas, que "están demostrando que ofrecen muchas posibilidades, aunque no se pueden crear falsas expectativas".

Los investigadores de Newscastle "han creado un conjunto de células híbridas, no un embrión, con características similares a las embrionarias", dijo. Para López Moratalla, este estudio busca la creación de células madre embrionarias para poder experimentar con ellas, ante su escasez. En cambio, "las células pluripotenciales que se están obteniendo de órganos adultos ya se están empleando en ensayos clínicos, y no tienen el problema de escasez que plantean las embrionarias, ni tampoco los problemas éticos".

Más pasatiempos

CrucigramaCrucigrama y Sudoku online

Disfruta de los mejores crucigramas online desde móvil y ordenador.

Sopa de letras

Pon a prueba tu habilidad mental y visual y busca las palabras mezcladas en el casillero

Sudoku

Rellena el tablero utilizando los números del 1 al 9, sin que se repita ningún número en ninguna línea, columna o bloque

 

Enlaces recomendados: Premios Cine