Crímenes de violencia machista

La joven asesinada en Vigo fue vista por última vez cuando su pareja la abofeteaba en la calle

El incidente tuvo lugar en la terraza de una cafetería el jueves por la noche -El presunto homicida, denunciado en varias ocasiones por la víctima, iba a ser juzgado por malos tratos

07.10.2015 | 04:52
El alcalde Abel Caballero y concejales de distintos partidos políticos en el acto de repulsa en Vigo.

La paliza que acabó con la vida de la portuguesa Silvina de Oliveira, de 33 años, en una habitación alquilada en la Avenida do Fragoso en Vigo no era la primera que recibía a manos de su pareja y agresor, su compatriota Pedro Rodrigues, de 55 años, que se quitó la vida con un cóctel de medicinas y drogas tras convivir un par de días con el cadáver oculto en el armario. La Policía Nacional había acudido en varias ocasiones al domicilio de una pareja que rozaba la marginalidad, carecía de oficio conocido y vivía una relación bronca a causa del alcohol y las drogas, pero ella nunca quiso declarar contra él, que también llegó a denunciarla por agresión.

"Máquillame y tápame los golpes", pidió a una peluquera del barrio en una de las ocasiones mientras esperaba que una ambulancia la recogiera para ir a Urgencias. La profesional se negó y le aconsejó que no debía ocultar las lesiones. Silvina abandonó el barrio unos meses, pero al final volvió con Pedro. De hecho, de confirmarse ambas identidades por las autoridades lusas como se ha solicitado, Pedro Rodrigues estaba pendiente de ser juzgado por malos tratos a la víctima en Vigo, según comunicó ayer el Tribunal Superior de Xustiza (TSXG).

Al menos dos de las denuncias por violencia de género se presentaron el año pasado. Una de ellas se archivó porque Silvina no quiso declarar contra Pedro, pero la otra siguió adelante ya que aunque ella no quiso implicar a su pareja, había testigos. El juzgado acababa de dictar el auto de apertura de juicio oral contra su compañero, según las mismas fuentes. Pese a todo, ambos seguían conviviendo juntos en la habitación que alquilaron en un piso del número 12 de Fragoso hace ya un año.

La autopsia resultará fundamental para conocer la fecha y la causa de la muerte de cada uno de ellos. La última vez que los vecinos vieron con vida a Silvina fue el jueves pasado. Aquella noche estaba con Pedro tomando unas cervezas en la terraza de una cafetería próxima a su casa cuando discutieron y él la abofeteó. La mujer pagó las consumiciones y se marchó. Su pareja subió al baño, preguntó si estaba todo pagado y abandonó el local. Se sospecha que la bronca siguió en el domilio y pudo tener lugar el crimen. Al día siguiente, viernes, los vecinos vieron a Pedro ebrio zigzagueando hacia su domicilio, estaba muy alterado, golpeó las puertas de sus vecinos y se cayó por las escaleras, por lo que acudió una ambulancia y una patrulla policial, según explican algunos testigos. El sábado acudió a un bar próximo a comprar tabaco.

Un compañero de piso, preocupado porque había encontrado muy deprimido al portugués durante el fin de semana -desconocía que ya había cometido el crimen-, entró el lunes por la tarde en la habitación de la pareja y se lo encontró muerto rodeado de medicamentos, jeringuillas y sustancias estupefacientes, por lo que avisó a la comisaría. Los agentes localizaron la nota inculpatoria y empezaron a buscar a la mujer: la encontraron dentro del armario.

Los primeros indicios apuntan que falleció a causa de los golpes recibidos, si bien podría tener roto el cuello. La autopsia determinará si la lesión se produjo cuando todavía estaba viva, o bien al introducirla en el armario. También se espera que los forenses determinen si el hombre la golpeó con los puños o utilizó algún objeto contundente. Los agentes recogieron en la habitación precintada unos 60 objetos, incluido el palo de una escoba, por si fueron utilizados en la agresión. También resulta fundamental conocer las fechas en que se produjeron las muertes de ambos, ya que el hombre podría haber fallecido también un día antes de que se localizara su cuerpo.

A la espera de las conclusiones de las autopsias, los indicios apuntan que el hombre mató a la mujer da golpes durante una bronca que se le fue de las manos y la ocultó para que nadie la viera. Al no saber qué hacer, o bien en un acto de arrepentimiento, dos días después optó por quitarse la vida, aunque dejó una nota manuscrita inculpatoria que los investigadores tratan de comprobar caligráficamente si la escribió él.

La Policía española ha solicitado también a las autoridades portuguesas una necrorreseña para confirmar las identidades de ambos y comprobar si las huellas dactilares de los fallecidos corresponden con la documentación que portaban. El DNI de Pedro indica que nació en la localidad lusa de Pedorido, en Castelo de Paiva, pero se desconoce la localidad natal de la víctima, que contaba con documentación más moderna con chip, y se ha pedido ayuda al consulado de Portugal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine