El tornado más brutal arrasa Oklahoma

La fuerza del viento, de 320 kilómetros por hora, causa al menos una treintena de muertos y daños millonarios cerca de la capital estatal - "No ha quedado nada, hay casas apiladas unas encima de otras", señalan las autoridades

22.05.2013 | 09:20

Devastación en el corazón de Estados Unidos. Un enorme tornado se llevó ayer por delante la vida de, al menos, una treintena de vecinos e hirió a centenares en varias localidades situadas a escasa distancia de Oklahoma City. La fuerza del viento, de 320 kilómetros por hora, dejó a su paso un panorama desolador, con millonarias pérdidas económicas tras destrozar decenas de viviendas, dos escuelas y otros edificios oficiales. El presidente Barack Obama anunció ayer un plan urgente de ayudas para los numerosos ciudadanos que lo han perdido todo.

El tornado, de unos tres kilómetros de diámetro, alcanzó las localidades afectadas a primera hora de la tarde y cogió por sorpresa a los residentes, que apenas tuvieron tiempo para reaccionar. La zona, con numerosas viviendas unifamiliares, quedó completamente arrasada en cuestión de minutos y muchas víctimas quedaron sepultadas bajo los escombros. El operativo de rescate se activó de inmediato, lo que permitió salvar con vida a numerosos heridos incapaces de salir por sus propios medios de los enormes amasijos de escombros.

El Centro de Predicción de Tormentas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) dio la voz de alarma una hora antes de que se produjera el tornado. Un aviso que no llegó a muchos residentes, acostumbrados a sufrir regularmente fenómenos meteorológicos de este tipo, aunque no de la magnitud del registrado ayer. De hecho, los expertos indicaron que los vendavales de esta virulencia, de categoría EF4 (la segunda máxima), son especialmente inusuales en el estado de Oklahoma.

"No ha quedado prácticamente nada. Tan solo en lugares próximos a Moore es posible ver restos de casas, unas encima de otras, y escombros apilados. Parece como si un equipo de demolición hubiera pasado por encima", indicó Mile Booth, sheriff del condado de Pottawatomie, uno de los más dañados por la fuerza del viento. "La zona está muy habitada y ha sido imposible que todos los vecinos se enterasen a tiempo de las llamadas de emergencia", añadió.

Los descomunales destrozos que dejó el tornado a su paso hicieron temer inicialmente una catástrofe humanitaria de enormes dimensiones. Incluso las autoridades estatales fijaron las víctimas mortales por encima del medio centenar. Finalmente, tras una segunda comprobación, redujeron esta cifra hasta 24, aunque advirtieron de que es probable que el número se incremente en las próximas horas por la gran cantidad de desaparecidos.

Las autoridades estatales desvelaron además que, entre los fallecidos, hay al menos 9 niños. Algunos se encontraban en las dos escuelas que fueron arrancadas del suelo por el viento. La cifra de heridos, a última hora de ayer, era de 237. La magnitud de la catástrofe motivó que la secretaria de Estado de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, se trasladara urgentemente hasta Oklahoma para examinar personalmente los daños y supervisar la labor de los equipos de rescate, que cuentan con centenares de operarios especializados en diferentes labores de desescombro. Por el momento, la Casa Blanca descartó que el presidente Obama visite la zona afectada. "Lo importante ahora es centrarse en prestar ayuda a los necesitados", apuntó un portavoz del Gobierno federal.

Las impactantes imágenes de la tragedia propiciaron innumerables muestras de condolencia procedentes de numerosos países. El Papa Francisco envió su pésame a Obama nada más conocer las cuantiosas pérdidas humanas y materiales. También lo hicieron el presidente español, Mariano Rajoy, y otros líderes europeos y americanos.

A los efectos del tornado se suma ahora la preocupación de que se vuelvan a repetir fenómenos similares durante las próximas horas. De hecho, la agencia NOAA emitió ayer nuevas alertas al respecto para toda el medio oeste del país, especialmente para el estado de Arkansas. "El área con posibles problemas va desde Missouri hasta el norte de Texas. Grandes tormentas de granizo y violentos vientos serán la principal amenaza, pero también son posibles fuertes tornados aislados", indicaron los responsables de este organismo en su último boletín, tras advertir que las dificultades se afectarán a una amplia área que va desde los Grandes Lagos hasta Texas.

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine