25 de septiembre de 2017
25.09.2017

Las cuotas voluntarias de los colegios concertados

La ley garantiza que la educación en estos centros sea gratuita, pero la mayoría establece pagos fijos

25.09.2017 | 13:35
Alumnado de una escuela concertada, reunido en el patio. // Bernabé

Los colegios concertados son gratuitos por ley; sin embargo, lo habitual es que establezcan una cuota voluntaria que los padres pagan. La enseñanza concertada argumenta que sin esta aportación no podrían realizar su servicio, pero algunas asociaciones denuncian la falta de transparencia y claridad a la hora de comunicar su carácter voluntario.

Varios patronatos de escuelas católicas de educación concertada han manifestado en este arranque de curso la necesidad que tienen de que las administraciones públicas equiparen el presupuesto que se les destina al que reciben los centros públicos. A su vez, algunos padres de estos colegios han denunciado públicamente que se les impone el pago de cuotas fijas, prohibidas por ley ya que la enseñanza obligatoria que ofrecen debe ser de carácter gratuito. La Asociación de Colegios Privados e Independientes (CICAE) presentó en la Asamblea de Madrid un informe que advierte de supuestas "irregularidades" referidas a estos pagos, como por ejemplo, que los centros no informan claramente de que las aportaciones son voluntarias.

La ley de Educación prohíbe a los colegios concertados cobrar cuotas; sin embargo, es conocido que en ellos es habitual el abono de una cantidad fija, ya sean los 15 euros del colegio Monterrey de Vigo, los 22 de los Maristas, o los 380 que se paga en la ESO en Acacias y Montecastelo, según informan varios padres cuyos hijos acuden a estos centros. Representantes de la escuela concertada en Galicia aseguran que, al contrario de lo que denuncia Cicae, los padres siempre son informados de que se trata de un gesto altruista, aunque algunos de los progenitores consultados informan de que nunca se lo han comunicado de manera explícita.

José Manuel Rodríguez, director de Montecastelo, asevera que no se trata de cuotas "sino de aportaciones voluntarias". Justifica la necesidad del pago en que "el concierto que recibe la escuela es muy bajo y no cubre los servicios básicos, como puede ser el de secretaría, pero hay que tener secretaría igual". Su centro ofrece además otros muchos servicios que los públicos no, como una educación más personalizada, con tutores por clase y por alumno, además de un programa de voluntariado y talleres tecnológicos; actividades que requieren de sustento económico. En España, las cuotas anuales que en educación no universitaria abonaron las familias por alumno escolarizado en centros de titularidad privada suponen unos 1.700 euros, según el informe de 2016 del Consejo Escolar del Estado.

Ignacio Parajó, secretario autonómico de Escuelas Católicas, recuerda que un alumno de un centro concertado recibe menos dinero que el de uno público, con lo que "no se está pagando por parte de las administraciones públicas la enseñanza del alumnado" que se supone "igual al de los públicos". Los datos del Consejo Escolar reflejan una inversión de 6.400 euros por alumno en los centros de titularidad pública y 5.500 por los de privada.

Las asociaciones en favor de la enseñanza pública critican afirmaciones como esta, pues consideran que destinar fondos autonómicos a estas instituciones privadas y religiosas supone la "privatización" de la enseñanza. CIG Ensino alertó a principio de curso de que el número de aulas concertadas ha aumentado, lo que en su opinión supone "un recorte sistemático, injustificado e inaceptable en la enseñanza pública". Parajó sostiene que la administración solo está cubriendo "el derecho de las familias de escoger la educación que quieren para sus hijos".

Además, explica que la Ley de mecenazgo por la que se rigen estas entidades "permite que puedan recibir donaciones y eso es lo que han establecido muchos de los titulares de los centros concertados". El dinero se ingresa en las fundaciones que gestionan la institución o en las que colaboran con ellos.

Parajó tiene la percepción de que en Galicia "los centros suelen ser bastante transparentes porque explican lo que aporta la administración y los gastos del colegio" y asegura que le consta que "en las asambleas de padres de muchos centros se da a conocer este problema". "No pagan el cien por cien de las familias, pero la mayoría comprenden que se trata de una ayuda indispensable", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine