"Quiero que en el cole me llamen Lucía"

Con tan solo cuatro años, la niña, nacida varón, pidió a sus padres el cambio de nombre y afirmó "estar preparada para las burlas"

04.02.2016 | 16:10
Abi Labaien y Agus Arandia, padres de Lucía // Juan Herrero

"Os voy a pedir un favor, mañana quiero que vayáis al 'cole', digáis ya que soy una niña y que me llamen Lucía, estoy preparada para hacer frente a todas las burlas". Esta fue la demanda que hace poco más de un año hizo a sus padres Lucía, una menor con genitales masculinos, que ha cumplido 5 años.

Además de convertirse en realidad y ser aceptada con total "normalidad" por su familia, profesores, compañeros de clase y amigos del pequeño pueblo guipuzcoano de Asteasu, su deseo ha encontrado ahora acogida legal en un juzgado que ha autorizado su cambio de nombre en el Registro Civil por motivos de transexualidad, en lo que hasta ahora es el caso más "prematuro" de España.

El camino transitado por la familia de Lucía hasta llegar a este punto no ha sido fácil, sus tres hermanos Bingent de casi 8 años, Karan de 6 y Kerman de 3, pero sobre todo sus padres, Abi Labaien y Agus Arandia, han pasado por diferentes estados de ánimo. "Tienes muchas ideas, muchos miedos, todo te viene: sorpresa, emoción, miedo, enfado. De todo", recuerda su madre en una entrevista con Efe.

"Lucía siempre ha mostrado interés en asuntos que socialmente conocemos como cosas femeninas en los juguetes y la ropa", explica Abi, quien junto a su marido pensaba "al principio" que su comportamiento "era simplemente un juego y nada más".

Una idea que empezaron a abandonar cuando la niña tenía unos tres años y medio y, además de en euskera (su lengua materna), comenzó a expresarse en castellano, un idioma en el que el género se manifiesta explícitamente, a diferencia de la lengua vasca en la que los adjetivos son neutros.

Al hablar en castellano, Lucía se refería a sí misma como una chica y "haciendo mucho hincapié" en su condición femenina. "Decía: yo soy guapa, qué bonita estoy y cosas así", aclara Abi. "Un día nos dijo: 'tengo pene, ¿puedo ser una niña?' y en ese momento pensamos que detrás de ese 'juego' había algo que se nos estaba escapando", explica la madre, quien recuerda que, antes de responder a la pequeña con "un no o un sí rotundos", decidieron informarse y contactar con la Asociación de Familias de Menores Transexuales, Chrisallys, donde encontraron apoyo, comprensión y "una segunda familia" que les ofreció toda la información que necesitaban.

De esta manera, cuando con 4 años la pequeña les volvió a hacer la misma pregunta, sus padres pudieron responderle: "Sí, hay niñas con pene" e iniciar su "proceso de tránsito social" con el que ya llevan un año y en el que su cambio de nombre "legal" sólo ha sido un pequeño paso más que, sin embargo, podrá ayudarles en circunstancias comprometedoras, como la que se puede dar en un aeropuerto al intentar subir a un avión con una niña en cuya documentación aparece la foto y un nombre de niño.

Abi precisa que se trata de una senda que ahora la familia transita "poquito a poco, volviendo a reestructurar la mente, los esquemas, la mirada y todo, porque al final no es más que eso: reestructurar" describe.

Al igual que sus padres, sus hermanos viven con normalidad una situación en la que fueron ellos quienes ayudaron a la pequeña a elegir su nuevo nombre. "¿Qué te parece Lucía?", le dijo un día el mayor. "Pues me encanta", le respondió ella y "así fue", rememora Labaien, quien rechaza la posibilidad de que su hija posea una madurez impropia de su edad para reivindicar su género.

"La identidad sexual ya está determinada, en todos los seres humanos, sean hombre o mujer, entre los dos y los cinco años", Lucía así lo ha hecho con su feminidad y así lo manifiesta, pero "una cosa es la intensidad con la que cada niño lo reivindica y otra la intensidad con la que cada familia intenta escuchar", opina Abi.

"Nosotros simplemente somos espectadores y lo que estamos haciendo es apoyarle en todo momento y seguir los tiempos que nos marca la niña, porque es su vida. Por mucho que sea pequeña, ni su padre ni yo somos dueños de su vida, lo que podemos hacer es guiarla, pero al final es ella la que nos tiene que señalar por dónde ir", insiste. Por ahora, Lucía, enamorada de la música y del ballet, que practica en sus horas extraescolares, prosigue con su vida "paso a paso", al igual que sus padres, que aún no se plantean qué pasará a la hora de competir, si ella decide practicar algún deporte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

CINE


Salma Hayek.
Salma Hayek denuncia que Weinstein la acosó y amenazó de muerte

Salma Hayek denuncia que Weinstein la acosó y amenazó de muerte

La actriz ha afirmado que el productor también la presionó varias veces para grabar escenas de sexo

´Handia´ y ´La librería´ acaparan las nominaciones a los Goya

´Handia´ y ´La librería´ acaparan las nominaciones a los Goya

La cinta de Aitor Arregi y Jon Garaño, y la de Isabel Coixet son las favoritas con 12 candidaturas

Premios Goya 2018: Lista de nominados

Premios Goya 2018: Lista de nominados

Las películas 'Handia' y 'La librería' son las favoritas con 13 y 12 nominaciones respectivamente

Aciertos y errores de ´Star Wars: Los últimos Jedi´

Aciertos y errores de ´Star Wars: Los últimos Jedi´

Repasamos, sin spoilers, las fortalezas y las debilidades del filme que se estrena el viernes 15


Premios Goya 2018: Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla presentarán la gala

Premios Goya 2018: Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla presentarán la gala

Los humoristas se adelantan a la Academia que tenía previsto anunciarlo el próximo 20 de diciembre

´El gran desmadre´, vulgar y con tópicos

´El gran desmadre´, vulgar y con tópicos

La segunda parte de 'Malas madres' repite línea argumental centrándose en la Navidad

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 

Enlaces recomendados: Premios Cine