La ciencia que viene en 74 inventos

Galiciencia cumple diez años en Ourense con récord de proyectos innovadores desarrollados por niños de 6 a 16 años

19.11.2015 | 03:53

El talento de las jóvenes promesas de la ciencia se reúne desde ayer bajo la carpa de Galiciencia. La feria científica de la Tecnópole cumple diez años de historia con récord de proyectos presentados: 74 investigaciones que son espejo de la curiosidad de los alumnos de Primaria y Secundaria y su capacidad para experimentar pero también de la preocupación de los chavales ante el mundo que les rodea. Estudios sobre el comportamiento humano, el aprovechamiento de los recursos naturales y la sostenibilidad están en su punto de mira. La tecnología es su principal herramienta.

La feria científica Galiciencia abrió ayer sus puertas en Ourense superándose a sí misma. Récord de participación con 74 proyectos presentados y un papel sobresaliente de los alumnos de Primaria y Secundaria que han adoptado un papel activo ante los problemas que detectan en su entorno.

Es el caso de Enrique Dios y Jacob Rhys, del colegio SEK-Atlántico Internacional de Poio, Pontevedra, que observaron que el bastón que utilizan los invidentes para caminar por la vía pública no les protege de los obstáculos a media altura, por ejemplo, de la puerta de un camión abierta. "Creamos un prototipo de bastón con sensores de robótica que avisa de los objetos que están a la altura de la cabeza, algo que ahora no existe", explican. Además, incorpora un soporte para smartphone que permite al usuario utilizar su dispositivo móvil como GPS que mediante la voz le guiará hacia la ruta que desee. Como guinda, el bastón detecta el color de los pasos de peatón. La diferencia también está en el precio. "El de ultrasonidos para paredes puede superar los 600 euros, pero el nuestro cuesta 50", dice Enrique.

La desaparición y muerte de una mujer en Astorga cuando hacía en solitario el Camino de Santiago también cobra protagonismo en la Galiciencia. Katia Pérez y Niyara Pampín, del IES Rosalía de Castro, de Santiago, idearon otro bastón, en este caso para senderistas y peregrinos, con un botón de fácil acceso que lanza una alerta al 112 en situaciones de peligro y permite la localización por GPS.

El abuelo de Pedro López, uno de los alumnos de las aulas científicas de la Tecnópole, sufrió dos infartos cuando hacía deporte. Esta preocupación y la investigación posterior sobre la muerte súbita le llevaron a diseñar, junto con María Álvarez y Erea Barge, una camiseta con un dispositivo LED capaz de medir la frecuencia cardíaca y avisar mediante destellos de colores si el ritmo es normal o si sobrepasan los límites. "Lo presentamos este año en Exporecerca, en Barcelona, y nos recomendaron llevarlo a las empresas", explica María.

Amador Montenegro, de O Castro Internacional School de Mos, Pontevedra, elaboró varias pastas de dientes con extractos de algas gallegas y demostró su poder antibacteriano. "Mediante cultivos comparé los efectos y comprobé que con pasta normal la presencia de las bacterias se multiplica y eso corroe el esmalte", apunta Amador.

Todos los científicos explican sus proyectos con detalle y se esmeran en hacerlo de forma divertida con demostraciones e incluso haciendo partícipe al público de sus experimentos. David y Hadrián, de la Fundación Eduardo Pondal de A Coruña, animan al público a ortigarse para demostrar los efectos de su "ortigator", un ungüento a base de alcohol, crema hidratante y hojas de "terciopelo". Lucía Martínez y Selma Macía, del IES de Trives, lograron algo histórico, demostrar que Lisa Simpson no lo sabe todo y que su argumento sobre el efecto Coriolis está equivocado: no siempre el líquido desagua en la misma dirección, depende de la cantidad de agua, del recipiente...

La carrilana ourensana Galinercia fue una de las principales atracciones por su parecido a un bólido de Fórmula 1. Thomas Loboy y Manuel González, de Maristas, son los autores de este ultraligero construido con fibra de vidrio, acero de carbono y aluminio que usa la tecnología de un monopatín experimental de BMW.

Estos son solo algunos de los ejemplos entre los 74 proyectos que muestra la Galiciencia, abierta hasta el viernes en Tecnópole. 52 son de alumnos de Secundaria y 22 de Primaria. 23 Ourense, 22 de Pontevedra, 14 de A Coruña, 9 de Lugo, 4 de Barcelona y 2 de Vizcaya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine