Un mapa para saber cómo nos afectarán las inundaciones del cambio climático

Una aplicación creada por un grupo de investigadores y periodistas permite vislumbrar el futuro de nuestras costas

11.11.2015 | 20:12

El calentamiento global amenaza con modificar el aspecto de toda la costa mundial. Cuando el calendario llegue a 2050, el mar engullirá hasta treinta metros de litoral gallego, según un estudio publicado por la NASA este verano. Ahora, Climate Change, una organización liderada por científicos y periodistas especializados en investigar el cambio climático avisan que, de continuar así, buena parte de la franja costera de ciudades de todo el mundo se sumergiría bajo el agua a partir de 2100. 

Esta organización no gubernamental acaba de publicar los resultados de su estudio con estimaciones sobre cómo afectará el cambio climático a la subida del nivel del mar. Con él buscan concienciar a la población ante actitudes inmovilistas y, ante todo, pretenden influir en las resoluciones que se tomen en la Cumbre del Clima que se celebrará en París el próximo 30 de noviembre.

Los escenarios de trabajo son meras previsiones y pueden no llegar nunca a la realidad. Pero, ¿cómo sería nuestro mundo si se cumplieran?, ¿qué pasará si no hacemos caso a los avisos y continuamos con nuestro estilo de vida contaminante?, ¿y si reducimos drásticamente las emisiones de dióxido de carbono?

Realizando este juego en un futuro virtual en el que se valora una posible subida de temperaturas de entre dos y cuatro grados,  en Vigo veríamos desaparecer la playa de Samil o el muelle de trasatlánticos bajo las aguas. No se salvaría ni tan siquiera la mejor playa del mundo. Las Islas Cies perderían el arenal de Rodas. Todo esto, aún reduciendo de forma drástica y desde ya las emisiones contaminantes a la atmósfera. De mantener una política de contaminación idéntica a la actual, la subida del nivel del mar llegaría incluso a la factoría de PSA y a varias zonas del entorno de Balaídos.


Samil desaparecería bajo las aguas


En un escenario posterior a 2100, O Grove pasaría a ser una isla sin conexión con la Galicia continental y Vilanova quedaría anegada por las aguas. Todo ello, siguiendo las predicciones de Climate Central y aplicando un escenario de máxima reducción de emisiones.


O Grove, nueva isla gallega

¿Y en el resto del globo? Nueva York podría convertirse en la nueva Venecia donde los turistas acabarán desplazándose en góndolas entre los rascacielos neoyorkinos rodeados de agua. A la izquierda de la imagen observamos el resultado de mantenerse la contaminación actual hasta bien entrado 2100, con una subida estimada de 4 grados centígrados, mientras que a la derecha se nos muestran los resultados de aplicar una política de reducción drástica de emisiones contaminantes.


Nueva York: ¿la ciudad de los canales?

Dubai: una ciudad destino para el turismo subacuático

Londres: el Parlamento británico, rodeado 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine