Fuentes poco fiables

01.11.2015 | 02:36

Hay en La verdad un poso de familiaridad, un halo de déjà vu que acompaña al espectador en buena parte el metraje. Como si la herencia de tantas (y tan buenas) películas sobre periodismo atenazaran a su director, obligándole a transitar por caminos que antes recorrieron cineastas como Richard Brooks, Alan J. Pakula o incluso Aaron Sorkin y su serie The Newsroom, concretamente en su segunda temporada. Pero el filme de James Vanderbilt no acusa el seguir esta senda, sino que se resiente, precisamente, cuando se aleja de ella.

Vaya por delante que la de Vanderbilt, sólido guionista que debuta con La verdad tras las cámaras, no es una mala película: el suyo es un problema de enfoque. El filme se centra en el llamado "Memogate": un escándalo en el que se vio envuelto en 2004 el emblemático programa de noticias "60 minutos" cuando, en medio de la campaña para la reelección de George W. Bush, emitió un reportaje en el que se afirmaba que el presidente norteamericano había evitado ir a la guerra de Vietnam tras ser "enchufado" en la Guardia Nacional de Texas.

Vanderbilt traza con pulso firme la historia, aunque patina con algunas secuencias poco afortunadas (especialmente ese amago de "reclutamiento" de los periodistas). Pero a medida que avanza la trama, va dejando por el camino sus temas de mayor calado para centrarse en el personaje de Mary Mapes, la productora del programa y principal damnificada por el escándalo.

Las tensiones entre la cúpula de la cadena y su sección de noticias, las presiones políticas para lograr una rectificación, el empuje de los blogueros o las reflexiones sobre la ética periodística van orillándose para dejar paso al drama personal de Mary Mapes. Interpretada, eso sí, por una descomunal Cate Blanchett, bien flanqueada por un sólido plantel de secundarios y por el carisma de Robert Redford.

Pero al igual que pasa en la película, el problema viene de las fuentes, de su credibilidad: Vanderbilt no hace otra cosa que adaptar las memorias de Mapes, por lo que en realidad lo que nos ofrece no es tanto una película sobre periodismo como un "biopic".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine