Star Wars | La Fuerza también llama a Galicia

Los seguidores gallegos de 'Star Wars' se preparan para la llegada del Episodio VII, el 18 de diciembre

26.10.2015 | 08:57

  María José posa junto a su colección de Star Wars // Adrián Irago [Haz clic para ver todas las fotos de la galería]

Ninguna saga puede presumir de tener una hueste de seguidores tan fieles y bien organizados como Star Wars. En Galicia, la Fuerza también tiene sus acólitos e incluso su propio ejército, la Tropa Korriban, que se prepara ya para "asaltar" los cines el día del estreno del Episodio VII "El despertar de la Fuerza". Aglutina a medio centenar de adeptos de la serie, fans que disfrutan encarnando a sus personajes preferidos y coleccionando objetos relacionados con la exitosa serie de películas creada por George Lucas hace 38 años. Caballeros Jedi y Sith compartirán butaca el 18 de diciembre, unidos por la fuerza de Star Wars.

Los seguidores de Star Wars se dividen, como el argumento principal de la primera trilogía de la exitosa saga creada por George Lucas, en milicianos del lado oscuro y del lado luminoso, aunque estos primeros parecen ganar, al menos en número, a los buenos. Precisamente que el bando de los malos despierte más atracción entre sus seguidores que los buenos es una de las paradojas que hacen única a Star Wars. Pero es que los seguidores de Darth Vader parten con ventaja, y es que tienen "la estética y los juguetes más chulos". Así explica este fenómeno Miguel Blanes, stormtrooper (soldados imperial) ourensano que milita en la Tropa Korriban Star Wars Galicia, la única asociación gallega de seguidores de la saga. Esta agrupación, que integran medio centenar de fans, nació en 2010, tras el éxito del desfile que organizó el grupo Imperial Strormtroopers en Santiago con motivo del 30 aniversario del estreno de El Imperio contraataca. Con este punto de arranque y con el nombre del planeta de los Sith en su emblema, no es difícil adivinar hacia qué lado de la Fuerza se inclina la Tropa.

Blanes es uno de los mayores coleccionistas de Star Wars de España. En su casa -tiene una sala dedicada exclusivamente a la saga- atesora figuritas de todos los tamaños y épocas, desde las primeras que salieron, en la década de los setenta, hasta las más recientes; maquetas de naves y vehículos; trajes -entre estos, el de Obi-Wan Kenobi del Episodio IV con el que posa para este reportaje- y complementos; álbumes; cromos; distintas ediciones de las películas en VHS, DVD y bluray; todo tipo de productos de merchandising; sellos de convenciones; camisetas; libros; cómics; revistas y recortes de prensa. "Todo lo que lleve el logo de Star Wars me vale", asegura.

Blanes calcula que su colección debe de tener entre 35.000 y 40.000 referencias. "La vida me ha dado muchos palos y esta afición me ha ayudado a superarlos. Además, me mantiene vivo", afirma este diseñador gráfico, padre de dos hijos que, sin embargo, no heredarán su pasión. "Juegan a otras cosas. Son de la generación de las videoconsolas", dice. Blanes espera la llegada del Episodio VII El despertar de la Fuerza, que dirige J.J. Abrams, con impaciencia, indagando en los foros de internet qué se cuece en la galaxia. "He visto todos los tráilers. El día que lo suben no me acuesto hasta que no lo he visto", dice.

El comandante de la Tropa Korriban es Manuel Gayoso, que también ha sido captado por el lado oscuro de la Fuerza -es uno de los oficiales del Imperio- quien, al contrario de Blanes, prefiere mantenerse al margen de los rumores que circulan sobre la nueva entrega, y en especial sobre lo que deparará a los tres personajes principales -Luke Skylwalker, princesa Leia y Han Solo-. "Prefiero descubrirlo cuando vaya a ver la peli", afirma este historiador de 40 años, que actualmente trabaja en una librería. Manuel tiene un segundo traje, el de incursor tusken o morador de las arenas, confeccionado por él mismo. Uno de los rasgos de la Tropa es que realizan su propia indumentaria, réplicas casi exactas de los trajes de las películas, que salen del taller que tienen en Santiago.

Aunque la principal actividad de la asociación es organizar eventos relacionados con la saga cinematográfica, también colabora con otras entidades en actos benéficos. Esta faceta solidaria es la que más le gusta a María José Rogina, una de las seguidoras del lado luminoso, que acostumbra a caracterizarse de princesa Leia, personaje del que tiene cuatro trajes: capa blanca, el del bosque de Endor, el de la ceremonia final y el de las ensaimadas, a los que suma otros dos: el de Jedi y el de piloto. "Estas son las misiones más satisfactorias porque ves que estás haciendo algo bueno. Es una pena que de los hospitales de Vigo no hayan contestado a nuestro ofrecimiento", comenta.

Cuando, con 12 años vio en el Episodio IV Una nueva esperanza, primera entrega de Star Wars, Mª José no solo se enamoró de Mark Hamill, actor que encarna a Luke Skywalker, sino de la Astronomía. "Al final estudié Matemáticas porque tenía más salidas laborales, pero entre las materias escogí Astronomía", explica esta profesora viguesa de 50 años, que para explicar geometría a sus alumnos también se vale de Star Wars. Asegura que es la "profesora friki" del instituto, pero no le importa. "Ser fan de Star Wars me ha dado muchas alegrías y me ha ayudado en los momentos difíciles. Ahora, me está ayudando en mi recuperación", dice esta viguesa, que ha asistido a dos convenciones internacionales de Star Wars. Ahora está confeccionándose el traje con el que acudirá al estreno, y del que prefiere no desvelar ningún detalle, y tiene otros dos más en marcha. También tiene un blog, Distrito Star Wars, con más de 350 fichas sobre personajes, razas, droides, naves, planetas y otros aspectos de "Star Wars".

  Miguel Blanes posa vestido de Jedi ante su colección // Jesús Regal

Jacobo Acuña y Lorena Novo son un joven matrimonio de Pontevedra, padres de un niño de 19 meses, a quienes también une el lado luminoso de la Fuerza. Jacobo es un Jedi, Lorena es Leia y el pequeño ya ha debutado en la galaxia Star Wars como Yoda. "También le ponemos la música de la saga. Hay que meterle el vicio", bromea. Jacobo es un loco de los sables láser, de los que tiene cinco, aunque no oficiales, puntualiza. "Ahora que van a sacar de nuevo oficiales voy a pillar un par de ellos", afirma este fontanero de 33 años que también tiene dos cascos -uno, oficial- un rifle y una veintena de figuras.

Paio Piñeiro es un arquitecto de Cambados que surca la galaxia con el pseudónimo de Klibermann. "Comencé siendo comandante, ahora soy vicealmirante y en el próximo desfile ascenderé a almirante", comenta este cambadés de 38 años, a quien sus padres llevaron a ver Star Wars con tan solo 3 años. "Y me enamoré de las naves espaciales. Y hasta ahora", asegura Paio, que se refiere a su ordenador como destructor imperial y a su portátil como fragata imperial. "Yo soy el almirante de la flota", bromea este oficial imperial.

El único socio gallego de la Legión 501, asociación internacional de aficionados a los trajes del bando imperial es de Crendes (A Coruña) y trabaja para una multinacional estadounidense. "Adquirí mi primer traje de soldado imperial en 2013 y me alisté en la Legión", explica Jesús González Beade, de 26 años, a quien la Fuerza atrapó con 8 años. "Me quedé prendado de la atmósfera futurista pero con aspecto de antiguo de El imperio contraataca, de la aventura y de esa lucha entre hacer el bien y el mal que tienen todos los personajes, también los malos", explica. Jesús hizo el traje con piezas importadas de Inglaterra. También hizo otro de Darth Vader, que vendió a un fan de Texas por algo más de 2.000 euros. "Fue un capricho porque solo puede haber un Darth Vader en cada convención, así que lo vendí", explica Jesús, que coincidirá con Mª José y otros miembros de la Tropa, en la convención de "Star Wars" que se celebrará en Londres en julio de 2016.

Aunque estos seis seguidores gallegos militan en lados opuestos de la Fuerza, coinciden en afirmar que si tienen que elegir entre las dos trilogías que hay hasta ahora, sin duda escogerían la primera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine