Realizado el primer trasplante de hígado en España entre una abuela y su nieto

El pequeño, de un año, nació con una dolencia que hacía imposible su supervivencia sin la intervención - Tanto la abuela como el niño se encuentran en perfecto estado

15.10.2015 | 02:09
Francisca Fuentes y su hija con el pequeño Juan José. // Efe

Los profesionales del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba han marcado un nuevo hito sanitario al realizar con éxito el primer trasplante hepático de donante vivo de una abuela a su nieto que se lleva a cabo en España. Tanto la abuela, Francisca, como el nieto, Juan José, residen en Carboneras (Almería), pero estuvieron ayer en el Reina Sofía de Córdoba haciendo gala de un excelente estado de salud y acompañados por el equipo médico que realizó esta operación, una de las primeras que se realiza en el mundo, a pesar de que cada vez es más común la donación entre familiares.

Juan José, que ahora tiene un año recién cumplido, presentaba desde su nacimiento atresia de vías biliares extrahepática, la principal patología que motiva el trasplante de órgano en la infancia, y que hacía imposible su supervivencia sin que fuera sometido a una intervención de este tipo. A su rescate acudió Francisca Fuentes, su abuela materna, que se ofreció como posible donante después de que se demostrara que los progenitores eran incompatibles para donar un segmento hepático a su bebé.

"Cuando me enteré de que mi hija no podía ser la donante, me ofrecí al doctor para decir que yo quería ser donante de mi nieto, y es la cosa más hermosa que he podido hacer en mi vida", rememoró Francisca, junto al director del programa de trasplante hepático, Javier Briceño, que reconoció que se mostró sorprendido ante la propuesta.

Superada esta sorpresa inicial y tras un examen exhaustivo, las pruebas de imagen y las analíticas confirmaron que Francisca, de 55 años, tenía un hígado perfecto y óptimo para la intervención, que finalmente fue llevada a cabo por un equipo de unas 30 personas repartidas en dos quirófanos distintos (uno para Francisca y otro para Juan José) el pasado 24 de junio. Aquella noche, a Francisca se le extrajo alrededor del 20% de su hígado, un segmento que no impide su correcto funcionamiento, y que fue posteriormente trasplantado a su nieto, que necesitó solo dos semanas para poder volver a casa, y que hoy se encuentra perfectamente.

La rapidez en la tramitación de los estudios previos y los requisitos legales también fue muy importante, y logró que todo estuviera listo en un tiempo récord, destacó Briceño, quien había descartado la alternativa de un donante cadáver.

La intervención fue un éxito, y tanto Francisca como Juan José disfrutan ahora de una vida saludable juntos en Carboneras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine