La caravana feminista estaciona en Vigo

La acción global de la Marcha Mundial de las Mujeres se cierra el día 17 en Lisboa

12.10.2015 | 01:49
Un momento de la mesa redonda sobre la situación de la mujer en Kurdistán. // Jorge Santomé

La caravana de la Marcha Mundial de las Mujeres estacionó este fin de semana en el parque vigués de Castrelos antes de proseguir su marcha hasta Portugal, donde concluirá esta iniciativa el próximo día 17. Se habrán completado así casi ocho meses de viaje desde Kurdistán (Turquía) visibilizando el trabajo de los movimientos de mujeres en el continente europeo.

Cerca de medio centenar de mujeres atraviesan el continente europeo en la llamada Caravana Feminista, una iniciativa de la Marcha Mundial de las Mujeres que pretende conectar los movimientos feministas en Europa y visibilizar la situación de la mujer en el mundo. La caravana pasó el fin de semana en el parque de Castrelos de Vigo, desde donde esta mañana reinició su viaje hasta Tomiño, última parada gallega antes de pasar al país vecino, donde el día 17, en Lisboa, pondrá fin a un viaje por carretera que arrancó el pasado 8 de marzo de Kurdistán (Turquía).

En el parque vigués, bajo una carpa, se celebraron distintos talleres, mesas redondas y conciertos protagonizado por solistas femeninas y grupos integrados por mujeres, ya que la música fue uno de los ejes centrales de las actividades programadas por la coordinadora local. "Quisimos mostrar la resistencia a través de la música como tradición y también el papel transmisor de la mujeres en esta, aunque muchas veces sea ignorado", explicó ayer la portavoz del colectivo, Victoria Iglesias. Así, los conciertos de Mónica de Nut, Punkereteiras y Habelas Hainas cerraron los actos de la Caravana Feminista en Vigo.

Entre las activistas que participan en esta caravana se encuentran ciudadanas turcas, portuguesas, españolas, una alemana y una canadiense. Sobre la situación de la mujer en Turquía habló ayer la coordinadora de la Marcha Mundial de la Mujeres en ese país, Yildiz Tukerman, en una mesa redonda que se añadió a última hora al programa, ya que no se esperaba que la delegación turca pudiera estar a tiempo en los actos de Vigo. La representante turca explicó cómo el integrismo religioso marca el papel de la mujer en la vida política y cotidiana, y criticó el sistema capitalista, y patriarcal, que desposee de sus derechos a las mujeres.

Precisamente por su situación, la Marcha Mundial de las Mujeres eligió Kurdistán como punto de partida para cruzar Europa de este a oeste y de norte a sur. El objetivo es visibilizar las distintas luchas y resistencias políticas, económicas, culturales y sociales de las mujeres en la que es la cuarta acción internacional de la Marcha Mundial de las Mujeres, un movimiento que se está extendiendo ahora a países de Europa del Este y Asia donde no existía, donde la situación de las mujeres es especialmente difícil, recuerda Iglesias.

La representante gallega recordó que la Marcha Mundial de las Mujeres tiene como áreas de acción la violencia de género, tema que también se trató en Vigo; la feminización de la pobreza; la paz y la desmilitarización; el derecho a bienes comunes y servicios públicos, y la autonomía económica de las mujeres. Dentro de este último eje, en Vigo se trató la situación de las mujeres que trabajan en el mar, como redeiras y mariscadoras, y se proyectó el documental "Un mar de mujeres".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine