GALLEGOS EN LA CIMA Octavio Ramilo Rodríguez de Robles

"Mi sueño es crear una Masía para que jóvenes investigadores españoles se formen en EE UU"

El vigués es una referente internacional en infecciones pediátricas

15.06.2014 | 20:07
El vigués Octavio Ramilo, ante la fachada del hospital Nationwide, en Columbus.

Lograr una vacuna contra el virus sincitial respiratorio (VSR) supone, junto con la del sida, el "gran reto de este siglo" y el motivo por el que Octavio Ramilo (Vigo, 1958), un referente internacional en infectología pediátrica, ha renunciado "a ver las Cíes todas las mañanas". Investigador principal del Centro de Vacunas e Inmunidad y jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Infantil Nationwide de Columbus, además de profesor de la Universidad Estatal de Ohio, busca entender un virus que infecta, al menos una vez, a casi todos los niños en sus primeros años de vida y es un desencadenante de la neumonía, la principal causa de mortalidad infantil en el mundo.

"Cualquiera de las dos vacunas será difícil, la del VIH porque muta mucho y la del VRS porque bloquea el sistema inmune, que en los primeros meses de vida es muy inmaduro. Y además puede reinfectar al niño. Es la principal causa de hospitalización pediátrica y conseguir una vacuna es muy necesario por el impacto que este virus tiene en la población infantil y también en ancianos. La industria y la Fundación Gates comienzan a estar interesados en lograrlo y cada vez estamos más cerca", señala con entusiasmo.

Octavio estudió Medicina en la Complutense y siempre tuvo claro que centraría sus esfuerzos en la población infantil y las enfermedades infecciosas. "Hice la residencia en el 12 de octubre y la primera semilla fue el doctor Jesús Ruiz Contreras, hoy jefe de Pediatría. Las infecciones son la primera causa de enfermedad en el mundo y el motivo por el que pacientes con cáncer o niños prematuros acaban falleciendo. Hay pocos campos con tanto impacto en la salud pública global y la tecnología nos permite estudiarlas ahora a un nivel de detalle impensable hace 10 años. Manejarlas bien tiene un impacto brutal en el día a día de un hospital y de la sociedad", destaca.

Tras más de dos décadas vinculado a la Universidad de Northwestern, el vigués cambió Dallas por Columbus, donde cumplirá 5 años en una semana. "Me quedé en EE UU por la oportunidad de combinar medicina e investigación. La aplicación es interesantísima. No es lo mismo trabajar solo con datos fríos que tener una madre mirándote a los ojos. Es lo que te engancha al trabajo. Además en el Nationwide tenemos una libertad total para investigar y no existen estamentos jerárquicos sino mucha colaboración", celebra.

El experto compara la competitividad del sistema anglosajón con la "falta de incentivos" en España –"Aquí no hay forma de sentarse en la poltrona, ni aunque seas premio Nobel", dice– y subraya cómo en Columbus empresas, universidad y políticos trabajan al unísono. "Han conseguido una nueva inteligencia para entenderse y negociar. Les interesa invertir en un hospital de primer nivel porque atrae a gente de todo el mundo", señala.

Octavio, que trabaja desde hace más de una década con otra doctora española, la malaqueña Asunción Mejías, colabora con grupos de otros países y tiene en marcha proyectos con el pediatra gallego Federico Martinón. El Nationwide apuesta por formar a jóvenes de todo el mundo: "España tiene muchísimo talento y me preocupa que se desaproveche. Mi sueño sería crear una Masía para que los investigadores puedan venir y volver".

Al vigués no le parece duro atender a pacientes de corta edad: "Todo lo contrario, te ponen en tu sitio. No me imagino viendo a adultos. La mayoría se recupera muy rápidamente y los padres son encantadores. Son más agradecidos de lo que yo recuerdo en España, porque no lo dan todo por supuesto y hay un respeto y una confianza". Cuando trabajaba en Dallas, dada su ubicación geográfica, utilizaba más a menudo el español para hablar con familias de origen latino: "Les cambia la cara y te sientes un privilegiado. Tengo un gran respeto por cómo sacan adelante a sus familias", admite.

Él ya lleva 27 años en EE UU aunque no tiene ni pizca de acento: "Sigo siendo profundamente vigués, pero también me siento muy americano en mucha cosas. Aquí puedes mantener esa dualidad. Te integras y no te exigen renunciar a nada".

A pesar de la amenaza que suponen las epidemias virales, Octavio reconoce que la inversión desciende cuando pasa el peligro. "El nivel de profesionalidad y la cooperación son muy grandes entre los laboratorios mundiales pero los presupuestos solo aumentan cuando hay una crisis. Mis amigos europeos no se lo creen, pero aquí he visto a niños sanos que se han muerto de gripe. Y sigue habiendo polio en muchos países", recuerda.

Respecto a los padres contrarios a las vacunas, el experto vigués reconoce que los médicos deben esforzarse más en explicar sus beneficios: "Los controles son enormes y ha habido cambios para mejorarlas. El problema que nos encontramos como pediatras es quién decide. En el hospital atendimos a un niño amish que casi se muere de tétanos. Son buenísimas personas y adoran a sus hijos, pero los padres no vacunaron a sus hermanos. Es muy complicado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sociedad y Cultura

Johnny Depp, Charlie Sheen y Kevin Dillon
Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Los protagonistas de la cinta de Oliver Stone se reúnen en una fiesta que comparten en Instagram

Casi 250 personas han muerto ahogadas este año

El 81% de las víctimas han sido hombres - En lo que llevamos de julio ya han fallecido 36 personas

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

'Wonder Woman' es la primera en superar la barrera de los 100 millones en su estreno en EEUU

 
Enlaces recomendados: Premios Cine